WL Toys: estos son los nuevos coches teledirigidos DIY que lo están petando

*creditos imagen: Coche teledirigido por Christian - stock.adobe.com

WL Toys: estos son los nuevos coches teledirigidos DIY que lo están petando

No quería decírtelo para que no te dejases toda la pasta en esto, pero hay todo un mercado de coches teledirigidos que te va a dejar picuet.

¿Qué es un WL Toy?

Vale, empiezo por el principio. Yo no tenía ni idea de qué demonios es un WL Toys, pero cuando estas navidades fui a visitar a mi primo me contó que ahora mismo es lo más. Resulta que hasta organiza competiciones con sus colegas los fines de semana, en las que van a muerte y quien pierde paga las cerves.

Pero la cosa es que estos WL Toys son la nueva sensación en cuanto a coches teledirigidos de DIY (Do it Yourself). Y es que lo que más mola de estos coches es que puedes tunearlos a tu gusto e ir poco a poco añadiéndoles piezas para que sean unos auténticos monstruos todoterreno.

Lo primero que aparece en sus instrucciones es que no son un juguete, ya que por potencia y posibilidades sirven perfectamente para competir.

Mando teledirigido por Sergey Ryzhov - stock.adobe.com

¿Cuánto vale un WL Toy?

Los WL Toys no son ‘demasiado’ caros y te puedes encontrar modelos desde los 34 euros (un helicóptero – drone que mola que lo flipas) hasta los 90 euros en los modelos más caros. Un precio bastante asequible si los comparamos con otras marcas.

Pero, como te decía, lo que renta de verdad es ir tuneando el bicho poco a poco. Por ejemplo, con amortiguadores personalizados, baterías de más capacidad para que nada te frene o con su kit upgrade DIY, con el que podrás transformar tu coche en una pieza de coleccionista.

¿Dónde comprar WL Toys?

Los WL Toys se pueden comprar por internet, por lo que no tienes que preocuparte de en qué parte del mundo vives. Lo pides y te llega cómodamente a casa. A ver, que parece que te estoy vendiendo la moto (¿lo pillas?) pero nada más lejos.

La verdad es que este tipo de coches teledirigidos son una pasada por todas las opciones que te ofrecen: que si cambiarle el carenado, que si pintarle las piezas a tu gusto, que si trucar la centralita para apalizar a tus rivales (¿se podrá hacer eso? 🤔) o upgradearlo al máximo.

Eso también le da mucha vidilla a un coche teledirigido y hace que no acabe en el fondo del armario unos meses después de su compra.

Gadgets