Vine, Messenger, My Space y otras webs para recordar con nostalgia

*creditos imagen: Msn Messenger por cemil adakale - stock.adobe.com

Vine, Messenger, My Space y otras webs para recordar con nostalgia

Las redes sociales han avanzado mucho hasta conseguir una gran cantidad de público, sin embargo, seguro que recuerdas con nostalgia esas otras redes de tu infancia.

¿Quién no se acuerda cuando le daba un vuelco el corazón cada vez que sonaba el tono de mensaje del Messenger? Podía ser tu crush para invitarte a un plan de lo más top o tus colegas planificando lo que ibais a hacer el finde. En cualquier caso, esta aplicación de mensajería fue una de las primeras que permitía comunicarte con todos tus contactos en el ordenador y seguro que le tenías bastante cariño.

Hoy te voy a hablar de algunas de esas apps que cayeron en el olvido con el paso de los años, pero que supusieron un gran hito a la hora de conectarte con un montón de personas.

La era Tuenti

Por ejemplo, ¿qué me dices de Tuenti? Sí sí, no finjas que no tuviste una cuenta en esta red social española, que ahora patrocina festivales y se ha reconvertido en empresa telefónica. En su día, Tuenti era el Facebook que tenías que tener sí o sí para todo. Te recordaba los cumpleaños de tus colegas, te permitía ver (y subir) las fotos de la última fiestaca y, por supuesto, te permitía ligar a saco mandando mensajes privados a tu (o tus) crush.

Chateando por B. Piccoli - stock.adobe.com

Una auténtica maravilla que para muchos y muchas fue un auténtico álbum de fotos y la página de inicio de millones de adolescentes allá por los años 2000.

Otros llegaron antes

Antes de eso, de aquí tampoco te creas que me acuerdo mucho, estaban otras webs de la infancia como My Space o Fotolog. La primera era algo así como el primer Spotify para millones de personas. Una red social en la que podías crear tu propia miniweb, pero que casi todo el mundo usaba para compartir o promocionar su música.

La segunda, era una especie de plataforma de blogs que se llenó de emos y góticos y en la que subían todas sus reflexiones intensitas. Aunque una de las que nunca entendí por qué desapareció fue Vine.

Esta red social tenía todo para triunfar, vídeos cortitos, una gran cantidad de memes y un espacio genial para perder toneladas de tiempo sin darte ni cuenta. Supongo que se la comerían las stories de Instagram y los vídeos de Twitter. Ains. 

TECNOLOGÍA: Otros