Videoconsolas que resultaron un rotundo fail

*creditos imagen: Evan-Amos/Creative Commons

Videoconsolas que resultaron un rotundo fail

No sabemos si fue porque eran de las consolas malas, pero lo cierto y verdad es que estas que os vamos a presentar son recordadas porque fueron un rotundo fracaso.

Casi todas las grandes marcas la han cagado con un lanzamiento de videoconsolas al mercado. Este repaso es algo así como recordar los Altintop, Arda o Jackson de Madrid, Barça y Atleti, un viaje por la ruina de grandes compañías que presentaron algunas de las peores consolas que se recuerdan o, al menos, las más incomprendidas por el público.

Saturn (Evan-Amos/Creative commons) 

Sega Saturn

La Saturn era una consola más que atractiva técnicamente, pero tuvo varios lastres. Uno, coincidir con la primera Play Station de Sony, que revolucionó el mercado e introdujo el 3D. Algo así a lo que le ha ocurrido a Cristiano coincidiendo en época con Messi. El otro, que al querer apuntarse tarde al 3D, forzó un procesador al que no siguió ningún desarrollador de videojuegos. La marca nipona, que venía de darse las hostias con el Mega CD y la 32X, ambos accesorios para la Mega Drive y convertirla en 32 bits, se quedó económicamente temblando como las cuentas de Dinio tras una noche de juerga.

N64 (Evan-Amos/Creative commons) 

Nintendo 64

La vista comercial de Nintendo con la 64, sacando al mercado una consola de cartuchos cuando hasta un niño sabía que el futuro estaba en el CD como demostraba Sony con su imponente Play Station, quedará en el recuerdo junto con Mike Smith, cazatalentos del sello Decca, el lince que le dijo a los Beatles que no valían para esto de la música. La N64 luego intentó arreglarlo con periféricos de mierda que no mejoraban en nada la consola y añadían más barullo. Ni los desarrolladores les hicieron juegos.

3DO (Evan-Amos/Creative commons) 

Panasonic 3DO

La compañía electrónica lanzaba esta potente máquina en 1993, la primera hasta entonces en CD y además con 32 bits. Pero se les fue la pinza a los bestia con el precio, 699 dólares de la época, que ahora serían casi 1.000. Máquinas mil veces más potentes ahora cuestan la mitad. ¿Quién coño se iba a gastar entonces el sueldo de mes y medio en un videojuego? Esa fue la primera piedra en el camino; la segunda y la que acabó de hundirla, que cuando bajaron su precio a casi la mitad aparecieron Saturn y Play Station, ambas más potentes, y 3DO se fue al carajo.

Neo Geo CD (Evan-Amos/Creative commons) 

Neo Geo CD

Neo Geo había sido un referente en cuanto a calidad con su primera consola unos años antes. No había vendido demasiado, era algo así como Grimes: calidad para un público muy especialito y ventas moderadas. Los japos decidieron asaltar los cielos con su versión en CD, añadiendo más potencia, pero se asaltaron sus propias cuentas porque el procesador no encajaba bien con el dispositivo en CD y los tiempos de carga eran más coñazo que los del PES en la actualidad, eran eternos. Encima, como le ocurrió a 3DO, salieron Saturn y Play Station, que estaban mejor enfocadas, y Neo Geo CD se fue al garete.

Atari Lynx (Evan-Amos/Creative commons)

Atari Lynx

El primer gran tortazo en el mundo de los videojuegos se lo llevó Atari, marca tan adulada por los viejunos amantes de los 80 como La Bola de Cristal, la inflada Movida madrileña, el cine palomitero a lo Regreso al Futuro y las bandas horterísimas de metal. La culpa: que pesaba 35 kilos, era grande y por tanto tremendamente incómoda para sacarla a la calle. Vamos, que era cualquier cosa excepto portátil y encima ya estaban en venta la Game Boy y la Game Gear, que sí eran pequeñas y manejables. Encima su catálogo de juegos no era muy extenso, y por tanto sus buenas características técnicas quedaron en nada.

Así de cómodo era jugar a la Virtual Boy de Nintendo (Rob DiCaterino/Flickr)

Ha habido más fracasos entre las consolas portátiles, como la Game.com (el nombre ya merecía su hundimiento), la Nokia N-Gage, la Gizmondo o la Virtual Boy de Nintendo, que no se sabe aún si era una consola o una forma de pillar un colocón por su forma de jugar. En consolas de sobremesa destacan las cagadas de Turbo Duo, Atari Jaguar CD, la Apple Pippin, Philips CD-i y, en cierta medida, la Sega Dreamcast.

Videojuegos, FRIKADAS: Otros