¿Viaje romántico? ¡A la Toscana!

*creditos imagen: Imagen de Bischoff49 en Pixabay

¿Viaje romántico? ¡A la Toscana!

Si quieres hacer un viaje en pareja, un viaje romántico que mezcle relax y su momento de playa solo hay un destino posible: pon rumbo a Italia, viaja a la Toscana.

Si deseas darle una buena sorpresa a tu chica o tu chico y estás pensando en un viaje romántico, hay diferentes destinos en el mundo bastante trillados en estos temas (que si Venecia, que si Viena, que si París…), pero uno sobresale por encima de todos: un viaje por la Toscana. Si es que no tenías a tu pareja suficientemente en el bote, unos días entre viñedos, campos de olivos, atardeceres y acantilados interminables y algunos de los pueblos y ciudades con más encanto del Mediterráneo terminarán de hacer que caiga en tus brazos. Y si no, prueba con la comida y el vino de la zona, que no falla. 

Lo mejor en La Toscana es hacerse con un coche de alquiler y prepararse para hacer kilómetros por esta bella región mediterránea. En cuanto al rumbo y las escalas, aquí te resumimos unas cuantas paradas imprescindibles, pero cualquier recodo del viaje, cualquier pequeño pueblo o aldea, será un destino fantástico para dejar fluir el amor (¡y lo que surja, piratas!). 

Florencia 

Desde luego, la joya de la corona. Acercarse a Florencia sin hacerlo desembarcando de un crucero es siempre lo mejor. Estará llena de turistas, pero si esperas al final de la tarde, cuando los cruceristas abandonan sus calles, pondrás disfrutar de sus obras de arte y de sus románticos restaurantes y tener una velada inolvidable. 

San Gimignano 

Situada en lo alto de una colina, cerca de Florencia está esta impresionante ciudad medieval a la que apodan ‘De las mil Torres’ o incluso ‘El Manhattan de la Edad EMdia’. Ahora conserva 14 torres de piedra, pero en su día llegó a tener 72, por lo que ya imaginas el por qué de su apodo. Se trata de unos de los pueblos más bellos de Italia.   

Volterra 

Volterra es un pequeño pueblo medieval situado en un alto, que parece muy poca cosa desde lejos pero que cuenta con increíbles palacios y edificios medievales de piedra por todas sus calles. Es un pequeño oasis de paz, muy poco turístico, y encierra un teatro romano del siglo I A.C que te sorprenderá. 

Siena 

A la sombra de la deslumbrante Florencia, Siena siempre ha tenido menos nombre, pero si la visitas te quedarás enamorado de esta monumental ciudad renacentista. Tiene casi el mismo encanto que aquella y cientos de cosas que ver y visitar, y la mitad de turistas, lo cual no deja de ser una maravillosa ventaja.  

Pisa 

Por supuesto, también tenemos Pisa, y la visita a su famosa torre inclinada es obligada (sí, también la típica foto que tendrás que hacerle a tu pareja ‘sujetando la torre’). Pero tras esta visita de rigor no te pierdas el Duomo, el Baptisterio, el Cementerio Monumental o la Piazza del Miracoli. 

Imagen de vrolanas en Pixabay

Montepulziano 

Montepulziano es otro ejemplo de un pueblo medieval extraordinariamente conservado que te permitirá hacer cientos de fotos románticas con tu pareja. Pero no nos engañemos, aquí has venido a ponerte ciego de vino, porque sus caldos son famosos en toda Italia. Disfruta y bebe con moderación. O no, pero luego no conduzcas.  

Bagno Vignoni 

El mejor destino donde terminar tu ruta por la Toscana, porque el cansado viajero necesita un lugar para descansar a la altura. El pueblo es una belleza de palacios medievales que rodean una antigua piscina romana rectangular que todavía se conserva. Y es que el nombre de Bagno Vignoni que le dieron los romanos no es casual: cuenta con varios yacimientos termales y podrás bañarte en las distintas termas de la ciudad. Un lujo para relajarse en un lugar único.  

Destinos