¿Un coche tapizado con botellas recicladas? ¡Audi lo ha hecho!

*creditos imagen: Interior de un Audi A3 de site oficial de Audi

¿Un coche tapizado con botellas recicladas? ¡Audi lo ha hecho!

En esta ardua batalla entre los fabricantes de coches por demostrar quién es (o parece) más ecologista, la alemana Audi se ha marcado uno de los tantos de la temporada con tapicerías hechas de botellas recicladas. Minipunto para Greta Thunberg.

¿Nueva tendencia?

El uso de materiales reciclados en piezas de coches no es algo totalmente nuevo, ya que las compañías de automóviles han intentado contribuir a procesos de fabricación sostenibles desde hace ya unos años. 

En parte tiene truco, y es que el coste debe tenerse en cuenta. Con las nuevas tecnologías, los procesos de reciclaje han sido lo suficientemente rentables como para usarlos cada vez. Vamos que también es por la pasta.

Muchos artículos que ya no se usan o que vas a tirar a la basura pueden reciclarse y tener una segunda vida, desde pantalones vaqueros viejos hasta granos de café. Y todos sabemos que las botellas son súper populares para este uso, es de lo que más tiempo llevamos echando al contenedor de plásticos o de vidrios.

Muchos usos

De hecho, la industria de la moda produce joyas, ropa y bolsos a partir de botellas. Audi también está utilizando material reciclado para su nuevo A3 de cuarta generación, ya que continúa siguiendo la estrategia de la sostenibilidad ecológica

La tapicería de los asientos del A3 está hecha de materias primas secundarias y hasta el 89% del textil empleado proviene de botellas de plástico recicladas.

Tapicería del nuevo A3 de site oficial de Audi

De lo viejo a lo nuevo 

En Alemania hay máquinas que aceptan botellas de plástico de la gente, por las que obtienen 0,25 euros por botella. Que alguien avise a Homer que lo mismo se saca una pasta con las Duff... 😂 Luego se comprimen para el transporte de camiones con el fin de ahorrar espacio. 

Una vez que han llegado a la planta de reciclaje, se clasifican por color, tamaño y calidad. Materias extrañas como los tapones están separadas. Después, un molino tritura las botellas, que se lavan, se secan y se derriten

Una vez que se han secado, una máquina los corta en trozos pequeños. Esto da como resultado el reciclado, y se somete a un tratamiento para crear hilos. Enrollados en bobinas, se utilizan en la etapa final para fabricar materiales

En el caso de Audi, se transforman en hilo para las telas de los asientos. La compañía dice que, en términos de apariencia, los estándares de calidad son los mismos que los de la tapicería textil de toda la vida. Así que ni tan mal... 😉

Coches