Trucos para contar una historia sin que la gente pierda el interés

*creditos imagen: Un altavoz por Sergey Nivens - stock.adobe.com

Trucos para contar una historia sin que la gente pierda el interés

El arte de la oratoria tiene su aquel. No cualquiera vale para aprender a contar historias, aunque por supuesto hay técnicas de comunicación que puedan ayudar a saber cómo contar una historia. Los gestos no verbales, la forma de enlazar los sucesos de dicha historia y el tono que utilices son clave.

Aprender a contar historias puede ser super importante. Te pongo un ejemplo: imagina que tienes que defender un trabajo en clase o que quieres venderle tu super idea a una marca para que te financie y te ayude a cumplir tus sueños. En estos casos, es muy importante, ¿a qué sí?

Saber cómo contar una historia también sirve para el día a día. Las personas que tienen buenas técnicas de comunicación suelen ser seres más sociables y tienen mayor posibilidad de conseguir un empleo. Pero, ¿qué debes saber el respecto?

Cómo contar una historia

Hay que tener en cuenta varias cosas:

La primera, seguir una cadena secuencial lógica. Si yo me pongo a contar una peli y de repente desvelo el final, pero luego trato de explicar qué ocurre al principio, ¿va a tener interés? No. Ninguno. 

Lo segundo es el tono empleado para hablar. Vale que no me ponga a hablar como si fuese un locutor de radio hipervitaminado, pero un tono muuuuuy lineal puede llegar a ser soporífero. 

En este sentido, también sirven los gestos no verbales. Ser demasiado expresivo o no serlo es importante para captar la atención. 

Si se puede apoyar el discurso con material visual, mejor que mejor. Normalmente, los seres humanos respondemos mejor a un estímulo visual que a las palabras. 

Chico contando una historia por Carballo - stock.adobe.com

Y por último, hay una serie de "normas" que nunca pasan de moda: tener buena presencia, ser educado, mencionar el nombre del interlocutor cada cierto tiempo, hacerle alguna pregunta y repetir lo que él dice ayuda a generar empatía y cercanía, algo clave en la comunicación.

¿Y si es a distancia?

No es lo mismo tratar de comunicar cara a cara que hacerlo a través de una videoconferencia, por ejemplo. Estos tips se pueden aplicar, pero, en este caso, hay que esforzarse aún más, ya que la pantalla puede ser un limitante. En este sentido, la postura con la que te sientes es fundamental, así como el fondo del escenario.

Que no te digo que ahora tengas que crear un set up super pro de Youtuber, pero, al menos, ten buena luz y evita las distracciones. Paredes muy recargadas o fondos con muchos objetos no son buena idea. Mejor un fondo liso, bien iluminado y tu mejor sonrisa.

FRIKADAS: Otros