Trucos para conducir mejor un coche híbrido

*creditos imagen: Contento con su híbrido por BillionPhotos.com -stock.adobe.com

Trucos para conducir mejor un coche híbrido

Nunca has conducido un coche híbrido y no sabes si tiene algún truco que te venga bien cuando te pongas al volante

No te preocupes. Es mucho más sencillo de lo que crees, ya que es el propio coche el que prácticamente te va “pidiendo” que aceleres más o menos. No obstante, te voy a dar algunos trucos para conducir un coche híbrido y que esto sirva para algo, es decir: que contamines menos y que ahorres en combustible. Es decir, las dos misiones que tienen este tipo de vehículos. 

Cómo conducir un coche híbrido 

Si nunca te has montado en uno, has de saber que se conducen igual que cualquier coche de gasolina o gasoil, aunque con la salvedad de que todos los modelos tienen cambio automático

En realidad podrían tener marchas, pero sería un poco un sin sentido que ahora no te voy a explicar porque no estamos para hablar de temas técnicos (si quieres saber más, comenta la noticia y otro día lo escribo). Eso sí, tienes sus pequeños trucos que está bien tener en cuenta. Estos son algunos. 🚗

- Cuando te muevas a poca velocidad no des acelerones ni frenazos, pues eso hará que el coche tenga que tirar del motor de gasolina, lo que redunda en mayor contaminación y en un gasto innecesario. La clave está en mantener velocidades constantes para que el motor eléctrico no necesite echar mano de la potencia del mecánico. 

Motor híbrido por kiri - stock.adobe.com

- Como la batería se carga con la cinemática del coche (velocidad y frenada),  no te debes preocupar por ello, ya que circularás lo suficiente (con sus respectivas frenadas) para que siempre tengas carga. 

- Intenta ir siempre con las ventanillas cerradas (esto te vale para cualquier coche). Todos tienen climatizador ahora y hacen que se consuma menos. 

- Cuando estés en carretera, tampoco abuses de los acelerones, pues el consumo aumentará considerablemente. Cuando conduzcas por ciudad activa el modo ECO que suelen incluir estos coches, y así te será mucho más sencillo aprovechar el motor eléctrico. 

- Al ser coches automáticos, en las bajadas puedes accionar el freno motor para que los frenos normales no sufran tanto. Esto es especialmente útil en las bajadas muy pronunciadas. 

- A la hora de frenar no lo hagas de golpe, sino suavemente. De ese modo cargarás la batería en mayor medida y no tendrás problemas de frenar a tiempo. En definitiva, cuando uses un coche híbrido ten en cuenta que la conducción debe ser mucho más suave y “tranquila”. Por decirlo de un modo que te quede claro, debes fluir con el coche, y por supuesto no picarte con nadie (esto con ningún tipo de vehículo), ni ir haciendo el cabra.

¿Te ha quedado claro? Si es así, dame un like 😉 

Coches