¿Tienes marcas por culpa del acné? Así puedes acabar con ellas

*creditos imagen: Aloe Vera por Rosina con licencia de reutilización de PIXABAY

¿Tienes marcas por culpa del acné? Así puedes acabar con ellas

Las marcas del acné son un problema que afecta a muchísimas personas. Es verdad que su presencia suele incomodar en exceso... Pero, ¡ey! ¡Respirad! ¡Todo es mucho más sencillo de lo que parece!Si no sabéis cómo quitarlas y ya habéis probado todos los truquitos de Internet... ¡No os preocupéis! Resetead la mente y probad suerte con estos consejos. Cómo quitarse las marcas del acné puede ser súper sencillo con estos productos 100% naturales.

Bicarbonato de sodio

Aunque parezca de coña, el bicarbonato de sodio puede convertirse en nuestro best friend para acabar con las marcas del acné. Lo único que tenemos que hacer es una pasta con el bicarbonato, agua y unas gotas de limón. Cada noche, antes de acostarnos, debemos aplicarla sobre las cicatrices, dejándola bien esparcida para que actúe durante, al menos, 20 minutos.

Tras una semana usando este remedio, es posible que empecemos a notar sus efectos. Es muy importante que tengamos en cuenta que esta solución es más eficaz por las noches, ya que durante el día el limón puede contribuir a que el sol manche aún más la piel.

Aloe vera por Casellesingold con licencia de reutilización de PIXABAY

Aloe Vera

Si el bicarbonato no fuera suficiente, el Aloe Vera nos puede servir para hidratar y desinflamar la zona afectada. Aplicado de manera correcta en el mismo punto en el que se encuentran las cicatrices, rápidamente notaremos como la piel se va regenerando de manera progresiva.

Para aplicarla de manera correcta, lo único que tenemos que hacer es abrir la hoja de aloe y, con el líquido que reside en el interior de esta planta, aplicarlo de manera directa sobre las cicatrices. ¡Así de fácil! 😲

La miel, un recurso más que popular

Pero si, aún así, el bicarbonato y el aloe vera no consiguen eliminar por completo las marcas del acné, siempre podemos darle una oportunidad a la miel. Debido a la gran cantidad de antioxidantes que tiene, es uno de los productos más utilizados para lidiar con los problemas más típicos de la piel.

El momento de aplicarlo no está tan definido como en el caso anterior, cualquier momento puede ser bueno para una hidratación extra de tu rostro.

Eso sí, no es bueno emocionarse demasiado, pues cada piel es distinta. Por eso, antes de arriesgarnos, lo mejor es consultar con un especialista sobre la existencia de otros tratamientos o la idoneidad de estos productos en nuestra piel. Mejor prevenir que curar... ya lo dicen las abuelas.

Beauty, Hyperbest