¿Te acabas de sacar el carnet? Opciones para quemar la carretera

*creditos imagen: Joven conduciendo por Jace con licencia de reutilización de Pixabay

¿Te acabas de sacar el carnet? Opciones para quemar la carretera

Una vez sacado el carnet de conducir llega la duda: ¿cómo nos trillamos al volante? No sufras, hoy vemos las posibilidades que existen sin poner en riesgo un cochazo o al resto de conductores.

Una de las dudas habituales de todo novato es la de cómo convertirse en un experto sin arruinar el coche de tus padres o hacer un gasto demasiado elevado. Para ello existen ciertas opciones, aunque puede que no todas te molen, si lo que quieres es llegar vacilando a la facultad con un buen carro.

¡No dejes de conducir!

La primera opción, y por la que más gente opta durante los primeros años, es usar el coche más viejo de tu familia, si tiene más de uno, claro. Ya sabes, ese que utilizan para ir al Mercadona y cargarlo de cosas o para ir al fútbol porque hay que aparcar donde sea y no quieren que les rayen el bueno.

Pero agradecerás con el tiempo esa posibilidad, conducirás sin miedo, aparcarás con cierta tranquilidad y, aunque al principio te parezca un peñazo aparecer con él para subir a unos colegas o a un rollete, con los años lo recordarás con cierto cariño. Si esa posibilidad no te seduce del todo, siempre puedes convertirte en un dominguero y petarlo por ahí con un coche digno de este espécimen.

Coches cruzando un puente por hpgruesen con licencia de reutilización de Pixnio

Otra opción muy interesante es la de comprarte un coche de segunda mano, o más bien tus padres. Hoy los hay baratos y en un estado estupendo. Al no ser un coche nuevo y normalmente de gama baja, de nuevo te potrearás a lo grande, circulando sin miedo, llevándolo a sitios donde aparcar es chunguísimo o al campo porque, total, es de segunda mano.

Si eres de los afortunados y tus papis tienen pasta, también está el cochecito nuevo con el carnet recién sacado. Es un coche impecable, normalmente de una marca media, pero de un modelo pequeño y utilitario. Además, que sea cómodo para aparcar cuando quedes con los colegas, pero que tampoco sea un trasto.

Si además de tener pasta, eres un fashion victim, es probable que sea una operación similar, pero en lugar de una marca de gama media,  escogerás el típico pequeñito de gama alta.

Como ves, posibilidades para entrenarte como conductor recién licenciado hay varias, ahora elige la que más vaya contigo.

Coches