Sony ahora también hace coches: ¡ojo al Vision-S!

*creditos imagen: Vision-S de Sony de site oficial de Sony

Sony ahora también hace coches: ¡ojo al Vision-S!

La popular marca de electrónica ha visto un filón en la tecnología de los vehículos eléctricos y lanza este modelo conceptual para ir viendo el terreno.

Para empezar, debemos aclarar que todavía no podemos comprar el coche de Sony. No a corto plazo, al menos. La compañía no tiene planes de producir en masa el Vision-S, el automóvil que anunció por sorpresa al final de su conferencia de prensa en el Consumer Electronics Show de este año, ni planea hacer una producción limitada. Así que dejemos de fantasear con aparcar nuestro Sony o ir con él a 120 por una autovía porque, de momento, no hay nada que hacer.

Entonces, ¿qué es el Vision-S?

El Sony Vision-S realmente existe como un punto entre lo que puede ser un concepto y lo que ya es un prototipo. Está destinado a mostrar las ideas que Sony tiene para el mundo de los automóviles y que, claro está, van enfocadas a mostrarnos lo guay que son sus productos de entretenimiento. Pero como prototipo, el coche realmente parece funcionar como un reloj.

En realidad, hay una larga lista de esas ideas que ya se pueden ver en el Vision-S. Principalmente, la mencionada experiencia de entretenimiento y la interfaz de usuario están más conseguidas que un lío de infidelidades en un reality de Telecinco. Algo que comienza con un conjunto de pantallas rectangulares en el tablero y que después se extienden de un lado a otro convirtiendo el vehículo en la nave Enterprise de Star Trek.

¿Qué trae?

Tanto la pantalla central como la que está frente al asiento del pasajero son táctiles. Aquí es donde el piloto y el copiloto pueden acceder a todos los controles del coche, que incluye pelis propiedad de Sony o música con licencia de la marca japonesa, pero también una pestaña para juegos y otra para la configuración del propio coche. Lo difícil será recordar cuál es la del parabrisas y cuál la de poner lo último de Ariana Grande.

Las animaciones de estos menús eran fluidas en su presentación, inteligentes y, en general, funcionaban bastante bien. Por ejemplo, un rápido deslizamiento en L en la parte superior izquierda de la pantalla central movió lo que estaba en ese momento en la pantalla del pasajero.

Sony Vision-S de site oficial de Sony

También hay más de una forma de interactuar con la interfaz de usuario, como un panel táctil separado que se extiende desde la consola central, que se puede usar para tocar los menús y es capaz de identificar gestos multitáctiles. Sí, parece todo tan táctil y hay tantas pantallas que da miedo moverse y activar algo. También en esas pantallas es donde el conductor y el pasajero pueden cambiar la configuración de control del climatizador del coche. Y debajo de eso hay una gran esfera plateada dedicada al control del volumen.

Los pasajeros del asiento trasero si se aburren es porque quieren, ya que cada uno tiene su propia pantalla táctil en el respaldo. Y Sony añade al Vision-S un equipo de sonido de alta gama que incluye altavoces en cada reposacabezas, que según la compañía permitiría a los pasajeros ver cosas diferentes al mismo tiempo. 

Otra idea que Sony lleva a cabo en este Vision-S es que los sensores de cámara de la compañía podrían fabricar componentes útiles en automóviles, especialmente en los que tienen funciones avanzadas de asistencia al conductor o tal vez incluso una funcionalidad totalmente autónoma. 

Coches