Sí, sí, también existen las mascarillas magnéticas: ¿en que consisten?

*creditos imagen: Chica con mascarilla en la cara Wayhome Studio - stock.adobe.com

Sí, sí, también existen las mascarillas magnéticas: ¿en que consisten?

Si hay un producto que lo está petando en las redes sociales, son las mascarillas magnéticas. Y no, no significa que tengas que ponerte un casco de metal en el careto. En este caso es una mascarilla normal y corriente, de esas que parece que sales de una película de zombies. La diferencia está en que para quitarla no tienes que despegarla, ni aclararla con agua. Te pasas un imán por la cara y listo 😵

Cómo funcionan las mascarillas magnéticas 

La verdad es que su aplicación no tiene mucho misterio, aunque sea un tratamiento más bien raruno. La mascarilla tiene un textura cremosa que permite que se extienda bien por el rostro. Hay que tener en cuenta que se deben cubrir casi todas las zonas de la cara, menos los párpados o los labios (cuidadín...). Además, suele venir con una paleta para que todo sea más fácil. 

Después tendrás que esperar únicamente unos 10 minutos, así que tampoco te pongas a ver una peli mientras esperas, pues corres el riesgo de que se te reseque la cara. Lo último sería pasar el imán todopoderoso que te deja piel perfecta, eso sí, cúbrelo con un pañuelo para que no se manche y lo puedas seguir utilizando mil y una veces. ¡Como por arte de magia! 🤩

Chica con una mascarilla magnética Africa Estudio - stock.adobe.com

Beneficios del magnetismo 

Según venden sus creadores, la principal función de este producto es el antienvejecimiento. Al parecer, la interacción que hace la mascarilla con el imán es súper buena para la piel. Eso sí, está más indicada para aquellas personas que eliminar pequeñas arrugas y, sobre todo, luchan contra el maldito acné. Quizás todavía te pilla un poco pronto, pero oye, por probar no pasa nada 🤷‍♀️

Las partículas de hierro que contiene, junto al efecto del imán, hacen en nuestra cara un masaje energizante, eliminan toxinas y favorecen a la circulación. El resultado, por lo tanto, es un rostro mucho más limpio e iluminado. Como el culito de un bebé...

¿Me costarán un riñón? 

Por suerte no, las mascarillas magnéticas están adaptadas a todos los bolsillos. Algunas parten de los 15 euros y dan para varios usos. Y no tengas miedo, tu piel no se caerá a trozos, aunque si te da un poco de cosilla, siempre puedes consultarlo antes con tu dermatólogo.

También hay otras marcas más caras que las comercializan, pero el efecto tampoco es muy superior. A ver si con suerte, los supermercados de toda la vida empiezan a fabricarlas.

¡Dale a like si te vas a atrever a usarlas! 

Beauty