Realities de los que no se acuerda nadie

*creditos imagen: mtv.es

Realities de los que no se acuerda nadie

Por nuestra televisión han pasado relaties antiguos y famosos que no causaron gran impresión en la audiencia y que nadie echa de menos.

El Barco (Rumbo a los desconocido)

Antena 3 no ha tenido ni mucho menos suerte con los realities, y este es el ejemplo de ellos, ya que no lo vieron ni los familiares de quienes lo protagonizaron. El Barco se hundió como el reality con el que estaba relacionado, Estudio de Actores, otro desastre del grupo Atresmedia del que no se quieren acordar ni los que participaron en él.

Curso del 63

Jóvenes cabrones adictos al móvil encerrados en un internado con las normas de la escuela del Franquismo. Era una especie de Gandía Shore (versión cañí de Jersey Shore) pero encerrados y sin estar todos ellos petados ni ellas buenorras. Antena 3 apostaba fuerte por este reality, pero de nuevo se la pegó a lo grande. Porque podías ser tan duro como entonces pero sin hostias ni castigos jodidos, por lo tanto se convertía en algo light que llamaba menos la atención que la vida sexual de Tamara Falcó.

Curso del 63 (atresplayer.com)

El castillo de las mentes prodigiosas

De nuevo Antena 3, que para los realities tiene menos vista que yo para las novias, se sumergía en una cosa rara de videntes y magufos con un gusto estético entre horripilante y ofensivo para el espectador y en un funcionamiento que no entendían ni quienes dieron el visto bueno a esta cosa. Era 2004 y todo dios se apuntaba a los realities, fuese la idea que fuese.

Libertad vigilada

Antena 3 es a estos programas lo que Telecinco a la televisión cultural, veamos su premisa completamente sin sentido: unos padres que ven imágenes de sus hijos haciendo el gamberro, emborrachándose y demás cosas cuando los padres no están presentes. Pero ojo, los hijos sabían que era para un programa así y que ¡Sí los iban a ver sus padres! Por tanto, dio como resultado la cosa más insípida en televisión ever!

El Castillo de las Mentes Prodigiosas (Gestmusic)

Nadie es perfecto

A ver, Telecinco pensó que enfrentar a guapos tontos contra feos listos sería una gran idea que atraería a mucha gente. No, Vasile, para esa mierda danos otra edición más de Gran Hermano con famosos y déjate de chorradas y experimentos.

El Bus

La quintaesencia del reality fracasado, la apuesta a principios de siglo de la cadena triste (como conocen a Antena 3 en Telecinco) por competir con el apabullante Gran Hermano. El Bus no es que fracasara, es que fue el hostión del año para Antena 3 porque, simplemente, era malísimo, era como Abraham Mateo queriendo ser Justin Timberlake, como Pitingo cantando por Nirvana, como cualquier ser humano pretendiendo molar más que Ariana Grande. Era un desastre.

TV/Cine