¿Quiénes son los raperos más ricos?

*creditos imagen: U2soul/Creative Commons

¿Quiénes son los raperos más ricos?

La lista de los raperos más ricos del mundo está llena de tíos hiperconocidos por todos, especialmente en algunas prisiones de Estados Unidos. 

Ice Cube (Eva Rinaldi/Creative Commons)

Ice Cube - 160 millones de dólares

160 millones es la fortuna de Ice Cube y el tipo apenas se deja ver en discos y pelis desde finales de los 90. Siendo uno de los más influyentes de la historia, Ice Cube hizo lo que cualquier persona inteligente, ganar suficiente pasta como para vivir sin hacer nada. Aunque antes ya había hecho, mucho y bueno.

Eminem (Mika-photography/Creative Commons)

Eminem - 210 millones de dólares

El rapero blanco, o al menos el primer rapero blanco muy famoso, amasa una fortuna de 210 millones de dólares difícilmente explicables viendo la mayor parte de su carrera rapeando (de productor era bastante mejor) con voz de mierda y como un niñato peleado con el mundo, odiando a los gays siendo muy malote con todo lo noble como cualquier blanco yankee idiota más que acaba cogiendo un Kalashnikov en el instituto.

Kanye (Pieter-Jannick Dijkstra/Flickr)

Kanye West - 250 millones de dólares

Kanye es a día de hoy el rapero más carismático del mundo (con permiso de la reina Cardi B), y también el más pretencioso e inestable. El marido de Kim Kardashian es uno de los que más ganan en el mundo, gracias a más de una década de discazos y producciones rayando la perfección. Ya solo le queda no tener la cabeza a las 3 de la tarde y ponerse a dieta para perder los 56 kilos que ha metido desde 2015.

Dr. Dre (Brian Solis/Flickr)

Dr. Dre - 820 millones de dólares

Dr. Dre es un mito del hip hop, tanto en su labor de rapero como en su labor de productor, ha marcado una época. El tipo encima fundó la empresa Beats by Dre, la de los auriculares, para acabar de hacerse jodidamente rico. Visión comercial y talento, más o menos las mismas virtudes que aúna Kiko Rivera.

Diddy (Shamsuddin Muhammad/Creative Commons)

Diddy - 855 millones de dólares

Puff Daddy, P. Diddy, Diddy, Sean Combos... como se quiera llamar, el rapero iconoclasta y cansino hasta decir basta tenía sus temitas y, sobre todo, era un gran productor. Los 90 fueron en parte suyos y tanto con sus discos como produciendo discos a gente de la talla como Mariah Carey, alcanzó el cénit de su carrera y de su cartera, ganando pasta a mansalva. Aunque todavía no la suficiente para permitirle operarse de la vista y dejar de una vez las puñeteras gafas tintadas que recuerdan a los abuelos.

Jay-Z (Mikamote/Creative Commons)

Jay-Z - 1.000 millones de dólares

Jay-Z es el Amazon del hip hop: rapero de éxito, productor, dueño de sello discográfico, tiene una línea de ropa, ha invertido en un equipo de baloncesto de la NBA... y hasta es marido de Beyoncé. Ha sabido invertir, porque como rapero no está mal pero tampoco es una locura.

Música