¿Qué pasó con el asalto al área 51?

*creditos imagen: Photo by Brian McMahon on Unsplash

¿Qué pasó con el asalto al área 51?

El asalto al Área 51 coordinado por redes sociales tiene una historia muy interesante que merece ser contada.

¿Sabes el meme en el que dos amigos lanzan un ‘no hay huevos’ y otro dice “sujétame el cubata”? Pues básicamente este año se ha producido el “sujétame el cubata” más épico que vas a ver en tu vida.

La historia es la siguiente. Un usuario creó en Facebook un evento en el que animaba a la peña a apuntarse para, literalmente, invadir las instalaciones del Área 51.

Si te va el rollo ovnis y conspiraciones, o si simplemente has visto la peli de Independance Day, sabrás que el Área 51 es un lugar ubicado en el desierto de Nevada, en Estados Unidos.

Una noticia en la prensa hace muchos años, el cine y posteriores teorías conspiratorias dignas de los foros más chunguers de Reedit han terminado por convertir una base militar estadounidense (de las miles que tiene por todo su territorio y el resto del mundo) en algo especial.

Extraterrestres a cholón

Y es que la base es conocida porque se cree que dentro pueden estar los restos de un supuesto ovni que se estrelló contra la Tierra, e incluso el cuerpo de un extraterrestre.  

Quién sabe si la historia es cierta, lo que importa es que el citado usuario de Facebook decidió que ya estaba bien de que le ocultaran la verdad y organizó un evento para “irrumpir en el Área 51 corriendo a lo Naruto para esquivar las balas”.

Lo absurdo de la propuesta, que recuerda a aquellas fiestas que se te van de madre cuando haces un evento público, consiguió captar la atención de miles de personas que se apuntaron al evento.

Photo by NASA on Unsplash

Medidas de choque

Tanto la prensa como el ejército se hicieron eco de la convocatoria del evento y también, cómo no, las marcas. Una conocida fabricante de cervezas pensó que sería una gran idea celebrar un festival de música en un lugar cercano en el día del evento.

El ejército se mantuvo tranquilo, usando como respuesta el conocido “estamos capacitados para usar la fuerza” y los pueblos más cercanos (recordemos que estamos en pleno desierto) se preparaban para la avalancha de turistas, que podría haber desboradado la ocupación del lugar.

¿Y qué pasó después?

Lo que pasó después… no te sorprenderá. La mayoría de los que dieron like a la publicación o pulsaron en asistir lo hicieron por seguir con la coña, pero finalmente no se desplazaron hasta el desierto en verano (valla no me lo experaba).

Finalmente, las personas que acudieron se montaron un minibotellón y después recogieron sus cosas y se fueron pacíficamente. Al contrario de lo que haces tú los fines de semana. FIN. 

TECNOLOGÍA: Otros