Por qué Praga mola tanto para ir un finde

*creditos imagen: Imagen de Praga por Jbyard - stock.adobe.com

Por qué Praga mola tanto para ir un finde

Viajar a Praga es una de las mejores opciones para ir un fin de semana. Y es curioso, porque para ello normalmente busco vuelos baratos cerca, como Niza o París, pero hacer turismo en Praga puede ser lo más y con los vuelos baratos a Praga yo te invito a descubrir por qué es una ciudad que también mola mucho.

¡Arranco!

Cómo conseguir vuelos baratos a Praga

Lo guay de este tipo de viajes de fin de semana es que hay muchas aerolíneas de bajo coste que tienen conexión directa con aeropuertos españoles, por eso ha aumentado el deseo de viajar a Praga cuando se busca dónde ir un par de días.

Yo te recomiendo que mires en multibuscadores, tipo Google Flight, Skyscanner y demás, para que te muestre diferentes alternativas de horarios y compañías y escojas la más baratita. 

Turismo en Praga: qué ver en Praga en un finde

Pues a ver, no te voy a engañar. Praga tiene mucho que ver (y que comer), por lo que un finde se te quedará corto. Pero lo vas a disfrutar un montón... ¡Palabrita!

Una imagen de Praga por Adisa - stock.adobe.com

Entre las opciones culturales, no te puedes perder la Plaza de la Ciudad Vieja, el Puente Carlos, la Catedral de Praga, el Reloj Astronómico, la Casa Danzante y el Castillo de Praga.

Por suerte, el centro de Praga es fácil de recorrer a pie y podrás patearlo en un finde, pero si ves que no te da tiempo a cubrir todos los puntos de interés, lo mejor es que pilles algo de transporte público y ahorres tiempo (y energía).

Y hablando de energía, otra de las cosas más guays de Praga es descubrir su gastronomía. Especialmente si eres amante de la cerveza, aquí descubrirás un auténtico lugar de culto. Además, es bastante barato. Te recomiendo el goulash de carne con dumplings, la tlacenka (cabeza de jabalí con pan y cebolla), las bramborak (una especie de tortilla frita a tope de sabor) y la kuladja (un tipo de sopa típica). Con esto tendrás cubiertos los platos más tradicionales de la comida checa.

Retomando la cerveza, que ya sé que te mola el tema, aquí el precio habitual es de 1€ - 1.5€ por medio litro. Además, suele ser artesana y con una calidad muy top. 

Y tú, ¿has estado? ¿Qué me recomiendas para mi próximo finde en Praga? Volveré, eso fijo.

Destinos