Pintar tu casa: Una actividad más divertida de lo que parece

*creditos imagen: Pintar no está tan mal por Gennadiy Poznyakov - stock.adobe.com

Pintar tu casa: Una actividad más divertida de lo que parece

No todo es ponerse perdidos de pintura blanca y terminar con el brazo agotado. Pintar tu casa puede ser muy divertido.  🤭

Eso sí, si vas a seguir leyendo tienes que abrir tu mente y dejar que la imaginación vuele libre como un pajarillo. Es decir, aquí no vas a ver cómo pintar tu casa con el asco del gotelé o toda de un color. Porque para eso te ves un Bricomanía o algo en YouTube que te lo explique y ya está. Aquí vas a leer otros modos de cómo pintar la casa a prueba de trolls que no ven más allá del blanco. 

Habitaciones de colores

Lo más sencillote y habitual es pintar cada estancia de la casa de un color diferente, dependiendo de lo que vayas a hacer y del gusto de quien la ocupa. En este caso y en cualquier otro, piensa en cuáles son las mejores combinaciones para pintar la casa y pregunta a un especialista qué material debes comprar. En cualquier tienda de pinturas te dirán tanto los litros como el tipo de pintura que mejor te va a venir. 

Pintando en la pared

¿Ves la diferencia, verdad? Pintando que no es lo mismo que echar pintura. Porque de eso se trata, de dibujar en nuestras paredes para dejarlas mucho más atractivas y de paso vivir un buen rato. En este caso se puede optar por diversos formatos. 

- El más sencillo. Si tienes talento artístico nulo, puedes optar por utilizar plantillas. De ese modo, si quieres que todo el frontal de tu habitación parezca un bosque de bambú, solo tendrás que rellenar de color las partes que toquen. 

- Murales hechos a mano. Si tienes una mayor capacidad pictórica, apuesta por hacerlo tú mismo. En primer lugar, piensa en los motivos que deseas pintar. Si no eres Miguel Ángel, no te pongas con cosas muy enrevesadas porque pueden salirte mal. Además, lo mejor es elegir diseños que no sean muy estridentes para que no terminen cansándote. Los temas naturales suelen quedar muy bien. 

Échale imaginación con Robert Kneschke - stock.adobe.com

En segundo lugar, elige los colores que mejor combinen con el mobiliario. Si tu habitación tiene tonos violetas, no te pongas a pintar cosas en rojo porque el contraste no suele gustar. 

Y en tercer lugar, no te aventures a pintar con lo primero que tengas a mano, sino que deberás preguntar por pinturas especiales para ese tipo de creaciones. 

En cuanto a los dibujos que pintar en la pared, actualmente lo más habitual es seguir estas tendencias: 

- Creaciones en blanco y negro tirando al minimalismo. 

- Creaciones que juegan con los colores pero que solo se realizan en una parte de la estancia. 

- Creaciones en las que se recrean ámbitos naturales que juegan con los espacios. 

Seguro que te gustaría probar. Dale un like si estás deseándolo.

MODA, BELLEZA Y SALUD: Otros, Cosas gustosas