Paco Porras, Arlequín, Tamara... los grandes personajes de la época dorada del frikismo kitsch

*creditos imagen: telecinco.es

Paco Porras, Arlequín, Tamara... los grandes personajes de la época dorada del frikismo kitsch

Los frikis de la televisión, promocionados sobre todo por Crónicas Marcianas, coparon años de noches televisivas de lo más surrealistas. Pero, ¿quiénes fueron?

Hubo una época en que ser un friki te garantizaba unas horas a la semana de televisión, sobre todo en Telecinco. Los personajes más frikis de la pantalla se entremezclaban todos con líos de faldas, dinero y lo que pudiera surgir para que algunos como Sardá en Crónicas Marcianas hicieran el agosto a costa de ellos. 

Cárdenas, a las órdenes de Sardá, era otro de los que en sus entrevistas sacaba jugo a estos personajes llegando comúnmente a la humillación. Y mira que es difícil ser humillado por un tipo como Cárdenas, que con 45 tacos aún es incapaz de vocalizar.

Carmen de Mairena

Carmen era una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre, que residía en Barcelona y que en el fondo era una diva sin fortuna, polioperada y maltratada por la vida. Carmen daba momentazos con sus rimas en las que no faltaban las palabras "picha" ni "coño" y se convirtió en una habitual de las noches televisivas de este país. Y aunque voy a cortar el rollo, más tarde comprobamos en un Callejeros que sus condiciones de vida no eran las más apropiadas y menos para alguien de su edad, pero para entonces Sardá y Cárdenas ya eran ricos. 

Tamara Seisdedos a.k.a. Yurena

Es posiblemente la quintaesencia del frikismo patrio. Junto a su recién fallecida madre, Margarita, Tamara y sus historias de desamor con Paco Porras llenaban horas de televisión del más absoluto surrealismo, con peleas que pactadas o no, parecían una verdadera coña. Pero Tamara, luego Yurena porque la Tamara de los boleros la demandó y la obligó a cambiar de nombre, también era cantante, e increíblemente llevó un tema al número 1 en nuestro país: el archiconocido No cambié, que arrasó gracias a la eterna ironía de los españoles, como cuando se hacen del Madrid o dicen tener nivel medio de inglés en las entrevistas de trabajo.

Paco Porras

Paco era una especie de adivino, pero no un adivino cualquiera, te adivinaba el futuro con hortalizas. Si alguien que dice esto consigue ganarse la vida con ello, ya me parece de tener un talento acojonante y yo, sin pensarlo, le daba todo el marketing de mi empresa. Paco además tenía una vida privada, en la cual tuvo una tormentosa relación con Tamara, la cual no dudaron en airear en los platos con el consiguiente enfado de la señora madre de esta, que en más de una ocasión casi le calza una hostia.

Leonardo Dantés

Músico y compositor, Leonardo ha compuesto varios temas de Los Chunguitos, y se vio entremezclado en todo este mundo al intentar llevar a Tamara, con la que tuvo "algo". Pero lo mejor vino con su carrera en solitario en la música, dejándonos dos auténticos himnos del desfase fiestero: El baile del pañuelo y Tiene nombres mil, desde ya canciones de culto de nuestra música y también un gran homenaje a las personas de movilidad reducida, como podemos ver cuando Leonardo baila.

Otros miembros de este clan de frikis fueron Loly Álvarez y Tony Genil, siempre enganchados; o Arlequín, un tipo que vestía como un jodido arlequín e iba por ahí con Tamara peleando la mayoría de las veces. No sé si fueron tiempos mejores de televisión, pero desde luego, aquel principio de siglo fue un tiempo mucho más particular en la pequeña pantalla.

FRIKADAS: Otros