Obsolescencia programada: ¿por qué mi smartphone ya no funciona como al principio?

*creditos imagen: Teléfono roto por Ali Abdul Rahman con licencia de reutilización de Unsplash

Obsolescencia programada: ¿por qué mi smartphone ya no funciona como al principio?

A todos nos ha pasado alguna vez que notamos que nuestro teléfono va lento y, de pronto, termina muriendo. Aquí está la explicación. 

¿Qué es la obsolescencia programada?

Cuenta la leyenda que antes los productos se hacían para durar toda la vida. No es algo de abuelo cebolletas, es que realmente antes la filosofía de los fabricantes era la de construir productos lo más resistentes posible.

El culmen de esto llegó a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando unos fabricantes lograron crear la bombilla indestructible. Una bombilla capaz de funcionar, literalmente, durante más de un siglo. LOL

Fue creada por la Shelby Electrics Company, de Ohio, y lleva encendida desde 1906, lo que supone más de 110 años sin averiarse, por lo que entró directa al Libro Guinness de los Récords como la bombilla más resistente del mundo.

Pero, a la par que se conseguía este hito tecnológico, se planteaba un interesante debate… Si los productos, como las bombillas, se hacían indestructibles… ¿Cómo sobrevivirían los fabricantes de bombillas?

Así que en una comisión se decidió limitar la "vida útil" de este dispositivo a un máximo de 10.000 horas de uso. Así, se incentivaría el consumo y los pobres fabricantes tendrían de qué vivir. 

Teléfono antiguo por Markus Spiske con licencia de reutilización de Unsplash 

¿Por qué no funciona mi smartphone?

Y qué tiene que ver esto con tu teléfono móvil, te estarás preguntando. Pues el caso es que con esta decisión se dio el pistoletazo de salida a lo que se llama la obsolescencia programada. 

Este "fenómeno" hace referencia precisamente al tiempo de vida útil que tienen los productos tecnológicos y el tiempo máximo que están "programados" para funcionar en condiciones óptimas.

El problema es que cuando tu smartphone va lento lo primero que piensas es en cambiarlo. Los fabricantes lo saben y por eso invierten miles de millones en desarrollar teléfonos móviles con pequeñas novedades todos los años, en lugar de un smartphone "perfecto" que pueda durar toda la vida.

Por eso muchos teléfonos también empiezan a fallar cuando tienen 2, 3 o 4 años de uso, dependiendo del fabricante. Algunos duran más que otros, pero lo cierto es que muchos empiezan a tener pequeños defectos, como la duración de la batería, el brillo de la pantalla o un arranque más lento, que hacen que sean difíciles de usar.

Si a esto sumamos que la mayoría de los fabricantes hacen que sus teléfonos sean muy difíciles o caros de reparar, tenemos el pack completo para que te compres cada pocos años un teléfono nuevo. 

Gadgets