Noodles como nunca los has visto

*creditos imagen: Imagen de hung772000 en Pixabay

Noodles como nunca los has visto

¿Te gustan los noodles con arroz, los noodles con pollo o con verdura? Este básico de la comida asiática nos resulta de lo más original. Pero hay muchos tipos (tantos, que lo fliparías).

Por si no te enteras de qué son, debes apuntarte que los noodles son los fideos japoneses y para los nipones son tan imprescindibles en su vida diaria como la salsa de soja, el shushi o los váteres con música y con ese chorro estratégicamente dirigido que suplanta al papel higiénico. Los comen a todas horas, los mezclan con todo y es casi la base de su alimentación. Nosotros también somos fans de los noodles, pero queremos contarte sus distintos tipos. 

Primero hay que diferenciar tres variedades de noodles dependiendo de su materia prima, ya que hay fideos de arroz, de trigo y huevo o elaborados con alubias. Los primeros son esos blancos, casi transparentes, que una vez cocidos son muy finos y casi se deshacen en la boca. Los segundos son los que en occidente denominaríamos como tallarines, más duros y consistentes y deliciosos de mil formas. Los últimos son más raros, pero muy originales y deliciosos.

Imagen de Pexels en Pixabay

Además de sus ingredientes, sus formas de elaboración han generado un puñado de noodles famosos y que serán los que encontrarás en la mayoría de restaurantes:

Udon 

Los Udon son los más antiguos de la gastronomía nipona (se dice que datan del siglo VI) y los has comido decenas de veces. Son muy largos y muy gordos (y una forma redonda) y son ideales para casi todo. En invierno lo más común es encontrarlo en la sopa de miso. 

Shirataki 

Los Shirataki son esos fideos de arroz finos y casi transparentes que resultan tan ligeros que casi parece que no estemos masticando nada. Los llaman los nodles sin calorías, porque carecen de harina, gluten ni casi carbo-hidratos. Ideales si estás a dieta y quiere lucir tipito. 

Soba 

Lo has adivinado, son los fideos que encuentras deshidratados en el súper en preparados ‘tipo Yakishoba’. Están hechos con harina de trigo sarraceno (sí, no lo flipes que se llama de ese modo) y se parecen a los típicos tallarines. Los hay de varios tipos, por ejemplo una variedad de color verde a la que se le añade hoja de té. 

Ramen 

Tal vez los más famosos. Están hechos con harina de trigo, agua, sal y agua con gas (sí, no es coña), que le da su elasticidad y ese color amarillo brillante. Se utilizan para hacer la famosa sopa de Ramen, heredada de los chinos pero que los japoneses han evolucionado y perfeccionado en mil variedades. Una sopa de Ramen despierta a un muerto y te recomendamos que pruebes sus distintas opciones.   

Foodie