Museos que molan de Berlín (y que no son nada tradicionales)

*creditos imagen: La bonita Berlín por Kai Vogel con licencia de reutilización en Pixabay

Museos que molan de Berlín (y que no son nada tradicionales)

Si hemos visto vuelos baratos a Berlín, no debemos pensarlo más y pillarlos de inmediato. Es una ciudad que mola un huevo e incluso si ya hemos estado vamos a flipar mucho con ella. Por ejemplo, con sus museos. No los típicos, sino aquellos que no conoce nadie y son súper interesantes, como el de la salchicha de Berlín o el templo de la cerveza.

¡Sí! Estos son los llamados museos dinámicos de Berlín, porque más allá de ponernos en plan intelectual, vamos a pasar un rato suuuper divertido y además también vamos a aprender cosas súper curiosas de Berlín.

Y tampoco debemos preocuparnos por la pasta, el precio de la entrada de los museos de Berlín no suele ser elevada, además es una ciudad donde se puede comer bien y barato, así que nos va a molar fijo.

Currywurst, el típico plato callejero alemán que tiene un museo por SnaXXy con licencia de reutilización en Pixabay

Qué museos visitar en Berlín

Museo Alemán de la Tecnología: El Deutsches Technik Museum Berlín es un museo muy chulo, donde se pueden ver aviones, coches, ordenadores, cosas de electrónica y mil inventos modernos para aprender la evolución de la ciencia y la tecnología.

Museo Checkpoint Charlie: Este es super interesante porque está dedicado al Muro de Berlín y nos ayudará a empaparnos de historia sin aburrirnos. Era el paso fronterizo entre el Berlín del Este y del Oeste. En serio, ¡imprescindible!

Topografía del Terror: Es un museo gratuito que habla sobre los crímenes de las SS de Hitler. Hay fotos, textos, grabaciones de audio y de vídeo... Es muy impactante y nos hará pensar.

The Hohenschoenhausen: Este nombre impronunciable fue, en realidad, una prisión de la Stasi. Se pueden ver las torres de vigilancia, las ametralladoras, las instalaciones de tortura, las celdas sin ventanas... Muy muy heavy.

Currywurst Museum: Para quitarnos el mal sabor de boca del museo anterior, este es todo lo contrario. Hortera, con humor, muy divertido y curioso. Está dedicado a la típica salchicha con curry alemana. Nos contarán su historia, su evolución, cómo se hace y veremos un montón de cosas con formas de salchicha. ¡Hasta un sofá!

Debemos tener en cuenta que el precio de la entrada de los museos de Berlín se puede abaratar si pillamos una WelcomeCard, así que debemos ficharla si vamos a hacer este tipo de turismo.

VIAJES: Otros