Molan un montón, pero ¿puedes salir ardiendo?... El riesgo de los hoverboard

*creditos imagen: Chica sobre un Hoverboard por iochic hoverboard con licencia de reutilización de Pexels

Molan un montón, pero ¿puedes salir ardiendo?... El riesgo de los hoverboard

Primero estuvieron de moda de los segways y a estos les siguió la fiebre actual por los patinetes, que actualmente podemos ver cortando el paso en muchas ciudades. Pues los hoverboard son una mezcla de ambos: una plataforma en la que colocar los pies, pero sin un manillar donde agarrarnos con las manos, y con una tecnología super puntera de vehículos unipersonales eléctricos.

Mantener el equilibrio es fundamental y, aunque de primeras parece difícil, al subirnos y practicar durante un ratillo (con más de una caída asegurada... ) se convierte en un medio de transporte de lo más destroyer. Sin embargo, hemos oído en más de una ocasión que pueden contar con algunos inconvenientes... ¿De qué se trata?

Polémica

En los últimos años ha habido algunos casos de autocombustión en hoverboards. Vamos, que han salido ardiendo y han hecho un poquito de daño a sus propietarios. Es cierto que la mayoría se estaban cargando (enchufados a la corriente eléctrica) cuando petaron, pero eso no quita que algunas personas se hayan asustado un pelín con lo sucedido 😓

Hoverboard de IOCHIC Hoverboards con licencia de reutilización de Pexels

De momento, la solución de los fabricantes ha sido endurecer la seguridad de sus hoverboards, pero aún así se han seguido dando casos de gente que ha notado cosas raras en esta especie de monopatín eléctrico, claramente inspirado en los 80 y en la peli Regreso al futuro.

La causa del sobrecalentamiento, por tanto, parece ser la batería que, aunque no esté enchufada a la corriente eléctrica, en más de una ocasión, cuando los hoverboards han superado los 20km/h, ha salido ardiendo.

Novedades

Aparte de endurecer las medidas por parte de las administraciones, los propios fabricantes han introducido novedades para asegurar el comportamientos de estos monopatines del futuro. Por eso, muchas marcas instalan baterías contra el sobrecalentamiento, que hacen que el aparato se apague automáticamente en caso de detectar el más mínimo aumento de temperatura.

Aún así, antes de adquirir uno, es bueno hablar con el vendedor e informarnos muy bien de los materiales y la procedencia de estos. Al menos, si no queremos salir un poco chamuscados de la experiencia.

MOTOR: Otros, Transporte