Mito o realidad ¿se puede aumentar el pecho haciendo ejercicio?

*creditos imagen: Entrenamiento de pecho por xalanx - stock.adobe.com

Mito o realidad ¿se puede aumentar el pecho haciendo ejercicio?

¿Alguien tiene claro si con haciendo ejercicio se puede aumentar el pecho? ¿Es posible ganar una talla a base de entrenar? 

Pues aquí vengo para intentar sacarte de dudas, ya que no se trata de una ciencia exacta. Y es que cada persona y cada pecho son diferentes, con lo que no a todo el mundo le va a funcionar lo mismo. Pero pasando un poco de eso voy a tratar de generalizar para que lo tengas un poco más claro y sepas qué puedes hacer en caso de que quieras ganar una tallita (o perderla, que también es posible). 

Aumentar el pecho entrenando 

Lo primero que debes hacer es desechar los mitos sobre el entrenamiento de pecho que puedan haber llegado a tus oídos. Una vez limpia de influencias has de tener en cuenta una cosa: el tamaño de la mama no va a variar si ejercitas el pecho, ya que está compuesta por tejido adiposo. 

Por lo tanto, no, no te va a aumentar el pecho entrenando, pero sí que puedes variar tanto su posición como su aspecto, de manera que parezca que luzca mucho más sano y a la vez atractivo.

Para ello lo mejor será que hagas ejercicios de fuerza que potencien la musculatura que lo rodea. En este caso, lo mejor es tener una rutina de entrenamiento de pectoral con ejercicios como las flexiones, los press de banca (en el gimnasio) u otros más sencillos como tumbarse y levantar dos pesas con sendos brazos. 

No es necesario hacer pesas para ejercitar el pecho por insta_photos - stock.adobe.com

De esa manera, conseguirás que el pecho esté más tonificado, más elevado y tenga un mejor aspecto. De hecho, es posible ganar hasta una talla, aunque la copa seguirá siendo la misma (eso no lo olvides). Y por supuesto, podrás utilizar más tipos de escotes que te sienten de lujo. 

El ejercicio también reduce pecho 

Pero no olvides que si tu trabajo deportivo es sobre todo aeróbico, centrándote en las piernas y en aquellos ejercicios que te ayuden a adelgazar, lo más probable es que el pecho pierda volumen. Seguramente ya te has dado cuenta de que cuando pierdes peso, también se reduce el tamaño de los senos. Por contra, cuando ganas algunos kilos, el pecho, al tener ese tejido, también aumenta. 

Así que, como ves, el deporte te va a servir para lo que estés buscando. Eso sí, no dejes de hacerlo, ya que le vendrá bien a tu organismo. Y si de paso te hace tener un pecho más bonito y deseado, pues mejor que mejor, ¿no crees? 

Beauty, Hyperbest, Fitness