Mejores momentos de las entrevistas de Bad Gyal y Omar Montes

*creditos imagen: sonar.es

Mejores momentos de las entrevistas de Bad Gyal y Omar Montes

Las entrevistas a Omar Montes y a Bad Gyal debido a su reciente single Alocao ha dado momentos de lo más surrealistas con la catalana y el ex de Isa-P.

Omar y Bad Gyal tienen nuevo tema y, lo que es peor, juntos. Se llama Alocao porque Autotune ya estaba pillao. La canción, por hacerle un favor llamándola así, se puede resumir en ruido y un autotune del copón por encima. 

Nadie ha conseguido descifrar ni una sola palabra, si es que dicen alguna, de las que emanan ambos de sus bocas. El documento ya ha sido enviado a un comité de expertos para que lo analice y consiga con la más alta tecnología decirnos qué mensaje quieren enviar a la Humanidad Omar y Bad Gyal.

Entrevistas

Uno de los mejores momentos de las entrevistas que los dos han dado por su tema, el cual a lo tonto han mandado al número 1 de las listas de éxitos de nuestro país, es en el que Omar cuenta cómo conoció a la chonCANTANTE catalana.

Montes cuenta cómo se produjo, y no es de otro modo que la típica noche de reservado en la disco con 20 primos (reservado con la capacidad del Wanda Metropolitano, imaginamos), vio a una chica bailar, le moló y decidió lanzarle el anzuelo. Ahí intervino un primo de ella, a su vez amigo de él (todos primos, aleluya!), que medió para que el Drake del extrarradio madrileño conociera a la Rihanna de los suburbios barceloneses.

Bad Gyal (sonar.es)

Intercambiaron, siempre según Omar, números de teléfono y años más tarde, cuando se encontraba componiendo Alocao, dijo "coño, esta es para que Bad Gyal y yo pulsemos el botón de autotune juntos".

Omar también da un momento glorioso cuando recuerda que lo que de verdad le pone a un tío que toda la vida ha vivido de la venta ambulante como él son las copias baratas y responde que de su viaje de Japón se trajo chándals de esos de Givenchy que lo eran y que la cabra tira al monte. Luego viene un juego de palabras con la expresión y su apellido por parte del presentador que esperemos que a estas horas esté cumpliendo pena de cárcel.

La limusina rosa en la que Omar va por Sevilla a una disco y la gente lanzándose a ella es otro momento rescatable durante toda la entrevista que le hacen a él y a la buena de Bad (nótese el juego de palabras cutre). Entrevista en la que evidencian sus finos gustos estéticos, como no podía ser de otro modo.

Música