Mario Kart para móvil, el nuevo juego viral al que todo el mundo juega

*creditos imagen: Wells Baum con licencia de reutilización de Unsplash

Mario Kart para móvil, el nuevo juego viral al que todo el mundo juega

El Mario Kart es uno de los juegos más míticos para las consolas de Nintendo, por lo que ahora que ha salido en versión móvil es uno de los más jugados.

Miles de gamers se han apuntado a jugar al Mario Kart en el móvil después de que se lanzara el pasado 25 de septiembre, colapsando todos los servidores durante las primeras horas de juego.

Pero ¿qué hace que el Mario Kart sea uno de los mejores juegos para el móvil? La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: es un Mario, pero en el móvil. Tener la posibilidad de jugar con los carismáticos personajes de Nintendo en un juego de karts, donde el troleo prima más que la conducción, lo han convertido rápidamente en un super éxito.

Aunque no hace tanto tiempo que Nintendo no quería, ni por asomo, asomarse a las plataformas móviles. La empresa nipona seguía con la mentalidad antigua de que, “si tus juegos no se pueden piratear y solo se pueden jugar en tu consola, entonces eres el puto amo”.

Lo cierto es que la compañía seguía manteniendo su peso en el mercado de los videojuegos, pero muy por debajo de otras plataformas y, sobre todo, de los juegos para móvil online, que poco a poco van ganando terreno a las videoconsolas tradicionales.

Créditos: Robby McCullough con licencia de reutilización de Unsplash

Un juegazo con algunos bugs

Pero volvamos al Mario Kart, porque no todo son alegrías para los jugadores. Y es que muchos han reportado que, a medida que pasa el tiempo, la máquina juega de formas que no son humanamente posibles, lo que hace que parezca que te están haciendo trampas en tu cara.

Esto hace que los jugadores tengan que soltar la pasta para poder obtener una ventaja con la que sea realmente posible competir. Vamos, un pay to win de toda la life.

En resumen, muchos gamers profesionales se quejan de que el juego depende poco de la habilidad del jugador y bastante de los power-ups que se consigan para poder ganar. Además, el sistema de juego premia con estrellas la conducción y, a medida que aumenta la velocidad, parece que se olvidan de ellas.

Otra de las quejas es que el juego se basa en las mismas siete pistas con solo una pequeña variación para diferenciarlas unas de otras, aunque esta parece la parte más fácil de mejorar, dado que con futuras actualizaciones suponemos que seguirán ampliando los circuitos.

En resumen, un juego viral que te ofrecerá muy buenos ratos, pero no esperes ser el mejor del juego sin pasar por caja.

Carreras