Los traperos más top, ¿estás de acuerdo o qué?

*creditos imagen: Movistar+

Los traperos más top, ¿estás de acuerdo o qué?

Que el trap es lo más de moda entre los jóvenes no es ningún descubrimiento, pero el género ha crecido tanto que entre toda la maleza se han colado algunos que son un bluff y otros que, pese a no ser conocidos por el gran público, fliparás al escucharlos. Hacemos un pequeño listado de los traperos más top del momento.

Bejo

A ver, puede no gustarte Bejo, pero también puede parecerte fea Dua Lipa, para gustos, colores, aunque en este caso lo que estaría mal sería tu gusto. Las rimas imposibles y los juegos de palabras de Bejo, con ese marcado acento canario unido a las letras surrealistas son trap en estado puro. Y, si no, ponte un rato 8 Misisipi o El puto amo de casa y lo compruebas.

La Zowi

Pocas dudas nos puede crear una tía que canta con ese nervio y orgullo de barrio, aunque escondiéndose a veces en autotunes más trillados que una peli de Vin Diesel. Ese acento granaíno da más autenticidad a temazos como Random Hoe o Bitch mode, que sus letras irreverentes solo hacen recordarnos lo que hay más allá del centro de tu ciudad.

C. Tangana

Vale que esa pose iconoclasta y narcisista es casi tan insoportable como su voz de pito, y que si sabes que el tipo estudió Filosofía le pega menos aún ir de PIMP, pero los arreglos de sus canciones no tienen rival en el panorama musical español y no se alejan de los que podemos oírle a Drake o The Weeknd. Para colmo, nos hemos familiarizado con su voz de resfriado de niño y ahora se ha convertido en una marca. Imposible que no te mole.

Yung Beef

Sí, está pirao y tiene los dientes negros, pero, ¿habéis oído cómo produce sus arreglos o enlaza samples de otras canciones? Además sus letras, cuando se le entiende, rebelan temas tan chungos como interesantes, ya sean de las drogas o lo jodida que está la vida en el barrio. Yung Beef, como La Zowi, también es de Granada, que es en el trap algo así como Uruguay en el fútbol.

Dellafuente

De nuevo nos vamos hasta la ciudad de la Alhambra, que ya os hemos avisado que es una auténtica mina de traperos. Dellafuente ya se merece todo el respeto del mundo por haber utilizado de forma tan brillante una base tan cojonuda como la de la mítica All Eyes On Me de Tupac. Su toque flamenco al trap le sienta tan bien que hasta C. Tangana le ofreció una colabo, y vaya si triunfaron. 

Música