Los raperos americanos que más lo rompen a día de hoy

*creditos imagen: Jørund Føreland Pedersen/Creative Commons

Los raperos americanos que más lo rompen a día de hoy

Entre los mejores raperos americanos actuales se han colado todo tipo de tendencias, desde un rap social al trap, alejado de Eminem y sus letras más agresivas de hace 20 años.

El hip hop americano ha vivido en los últimos años una especie de reconversión hacia estilos más alejados de las pistas de baile, volviendo a arreglos más clásicos (estilo Anderson .Paak en su último disco), sobre todo setenteros o experimentando con otros estilos urbanos como la electrónica.

Parecen quedar lejos ya esos tiempos de un hip hop agresivo y machista, con videoclips de tías enseñando nalgas y culos, botellas de champán en los "clabs" y billetes de dólares por los aires en cada secuencia. Una nueva hornada de raperos hipsters ha llegado, y por suerte, estos no van con el brazo entero tatuado, barba de 30 cm ni trabajan de camareros en un sitio con bicicletas antiguas colgadas de la pared.

Mac Miller (Nicolas Völcker/Creative Commons)

A España llegan más algunos como Lil Pump o Travis Scott, pero en Estados Unidos su popularidad y, sobre todo su influencia, queda mucho más atrás de los que os vamos a presentar.

Kendrick Lamar

Es posiblemente el joven talento del rap yankee más conocido a nivel mundial, al menos en cuanto a talento masculino. Kendrick es del peligroso barrio de Compton, una especie de Orcasitas en Los Ángeles, y en sus letras lleva desde sus experiencias vividas allí, hasta críticas sociales y salpicada con otras canciones más triviales. El pequeño rapero (es bastante bajito) ha hecho dúos muy conocidos en sus aplaudidos álbumes por la crítica, como con Dr. Dre, Mary J Blige o Rihanna.

Kendrick Lamar (Kim Metso/Creative Commons)

Cardi B

Belcalis Almanzar es una rapera neoyorkina de padres dominicanos que es, probablemente, la mayor sensación musical en Estados Unidos en los dos últimos años. Saltó a la fama con su tema Bodak Yellow, y su particular acento latino a la hora de rapear, su enorme carisma y sus letras, inspiradas en una vida llena de desgracias (era maltratada por su novio y tuvo que trabajar haciendo strip tease para poder pagarse los estudios), le han hecho ser a día de hoy la artista de hip hop más relevante de Estados Unidos. Es muy probable que si no te mola Cardi B, no te corra sangre por las venas.

Cardi B (Chrisallmeid/Creative Commons)

Chance The Rapper

Chancelor Bennet tiene 25 años pero ya es tal referente del rap yankee que ni Obama oculta su simpatías por él. Natural de Chicago como el antiguo Presidente americano y gran parte de la nueva ola de raperos de EE.UU., Chance pasa del estilo iconoclasta y canallita del rapero random y con una imagen más amable, de chico de clase media, opta por un hip hop entre lo espiritual y lo social, siempre muy centrado en la comunidad negra.

Su ascenso a los cielos ha sido meteórico, como las críticas a sus álbumes, donde imperan las bases soul y hasta el gospel tiene su cabida. Álbumes todos autoproducidos, porque pasa de firmar nada con ninguna discográfica.

Chance The Rapper (Julio Enriquez/Creative Commons)

Tyler The Creator

Tyler es un tipo de casi dos metros descendiente de nigeriano que, como Chance, ha sido aupado en los últimos años al estrellato del rap americano por su estilo Pitchfork, es decir, por un rap alejado del tópico noventero y de los 2.000 de chulos con bases agresivas que querían pegarte un tiro y follarse luego a tu novia. 

Tyler utiliza bases R&B casi en todas sus canciones y colabos con artistas de voces tan dulces como Kali Uchis, por lo que seguro que ya está pensando en Isa-P para su próximo disco en cuanto la haya escuchado.

Tyler The Creator (Incase/Creative Commons)

También podemos destacar otros más conocidos para el gran público, como Drake, Pusha-T o el desaparecido hace un año y ex de Ariana Grande, Mac Miller.

Música