Los momentos más surrealistas de 'First Dates'

*creditos imagen: Pareja cenando por Prostock-studio - stock.adobe.com

Los momentos más surrealistas de 'First Dates'

El programa de Cuatro se ha convertido en un clásico diario de la tele en nuestro país. Y es que una cita a ciegas nunca ha dado más juego que tras un espectacular montaje de postproducción. ¿Cuáles han sido los momentos más surrealistas de First Dates en sus cuatro añazos de emisión? ¡Larga vida al programa!

Charo Reina y las corridas de toros

La folclórica acudió al famoso programa de citas buscando a su media naranja. Allí la esperaba Jesús, un policía que si de algo presumía era de ser 100% sincero, y vaya si lo demostró... A la pregunta de Charo de si le gustaban las corridas, este contestó: "Sí, pero no de toros" 🤨Muy sútil...

Y es que a Charo le preocupa mucho el maltrato a los animales, por lo que supongo que la aclaración de Jesús la dejaría más tranquila 😅

Miguel Ángel y Pinocho

Miguel Ángel llegó a su cita con Gemma con ganas de presentar a su amigo Pinocho, que no es otro que un tatuaje en la parte del cuerpo que todos podemos imaginar... Y el efecto de la nariz de Pinocho, también.

Pero la química no fue muy allá entre los dos y mira que el chaval fue a la cita con ganas e ilusión. Lamentablemente, su tatuaje se quedó sin ver la luz, al menos esa noche.

Pareja cenando en un restaurante por luckybusiness - stock.adobe.com

Mónica y José, los breves

Se trata de la cita más corta de la historia del programa en nuestro país. Mónica estaba ahí esperando a su príncipe azul cuando de repente aparece José y ¡zas! Mónica lo saluda y ahí te quedas 😵

La concursante se piró diciendo que no tenía nada en común con él, algo que podría haber comprobado de haber intercambiado otra palabra que no fuese "hola". 

Samuel, el elfo

Son comunes los looks extravagantes en el programa, sobre todo entre los invitados más alternativos. Uno de ellos lo puedes ver en la cita entre Ana, una chica andaluza con el pelo totalmente teñido de rojo, y su acompañante esa noche, Samuel.

El chaval se presentó con el pelo rubio platino y con trenzas que le llegaban hasta los tobillos, además de unos accesorios postizos en las orejas que le hacían parecer el mismísimo Legolas. A pesar de su aspecto, se reconoció como un tío tímido y eso le moló tanto a Ana que lo invitó a su ciudad para seguir conociéndose. Y es que los elfos también tiene derecho al amor...

¿Y tú ves First Dates? Carita sonriente si eres fan incondicional o corazoncito si solo lo ves por estos momentazos, ¡como yo! 😍

TV/Cine, FRIKADAS: Otros