Las bromas más TOP de Joaquín

*creditos imagen: Chico haciendo burla por Katrina Berban con licencia de reutilización de Unsplash

Las bromas más TOP de Joaquín

En esto creo que estamos todos de acuerdo, las bromas de Joaquín son las mejores del fútbol español. Y si no, desmiéntemelo, hulio. 

'La finta y el sprint', es decir, el futbolista Joaquín Sánchez es ya un veterano de la Liga, pero sigue jugando y ganando partidos a sus 38 años en su equipo de toda la vida, el Real Betis Balompié.

Sin embargo, a pesar de que sus carreras ya no son las mismas, ni sus sprints ni su manera de jugar, hay algo que nunca cambia: su humor. Y es que, aunque su mejor época ya ha pasado, Joaquín el del Betis está viviendo una segunda juventud.

Una etapa en la que mucha gente le reconoce y en la que le cae bien a todo el mundo. Y la culpa de todo la tienen esas bromas que le alegran el día a cualquiera. Estas son las bromas más TOP de Joaquín.

El tenis, hulio

Aunque ahora todo el mundo dice eso de hulio para hacer la gracia, poca gente sabe realmente de dónde viene la expresión. Todo parte de la etapa de Joaquín en el Málaga, donde coincidió con el jugador brasileño Julio Baptista. El apodado como 'La Bestia', que también jugó en el Real Madrid y en el Sevilla, se llevaba a las mil maravillas con el jugador andaluz.

Joaquín por Amarco90 con licencia de reutilización de Creative Commons

Tanto es así que un programa de televisión les hizo una entrevista doble a ambos jugadores. En un momento dado, a la pregunta de cuál era su deporte favorito, aparte del fútbol, Joaquín respondió que el tenis. Al escuchar que su amigo se había tirado el triple, Julio empezó a descojonarse en directo. La reacción de Joaquín fue reírse y admitir que "no he cogío una raqueta en mi vía, Hulio". Y ahí empezaba la leyenda.

La broma de las bolitas

Otra de las más míticas bromas que llevó a cabo el andaluz fue un truco de magia de lo más inesperado. Mientras sus compañeros estaban recibiendo los masajes de los fisioterapeutas, él cogió dos pequeñas bolas y se las puso en las axilas, a modo de truco de magia. El final es que le pregunta a su compañero que en qué mano quiere que aparezcan las bolas y… el resultado te sorprenderá.

Así se celebran tres goles 

Cerramos con la broma más graciosa de Joaquín, que ocurría hace unos días, después de firmar un hat-trick en un partido con cerca de 39 años, algo al alcance de muy pocos jugadores. Como su humor, que también está al alcance de muy pocos. Resulta que, después de marcar tres goles, subió un vídeo de tono solemne en el que le daba las gracias a la afición y a todo el mundo… para terminar diciendo que se iba a celebrar el partidazo echándose "una copita".

Fútbol