¿Lagunas rosas? ¿Montañitas de colores? Sí, existen (sin fumarse nada)

*creditos imagen: Lagunas rosas y montañas de colores CREATIVE COMMONS

¿Lagunas rosas? ¿Montañitas de colores? Sí, existen (sin fumarse nada)

Qué bonita es la vida cuando se ve a colores. Aunque a veces esté desenfocada. También en la naturaleza. Como un cuadro pintado por un artista daltónico o flipado, en el que el sol es negro, las lagunas son rosas y las montañas se asemejan más a la bandera LGTB que a un montículo de arena y roca.

Y como la realidad supera (casi) siempre a la ficción, el sol se pone negro en los eclipses y las lagunas rosas existen, como existen las montañas de colores. Y todo ello al alcance de tus ojitos sin necesidad de consumir ninguna sustancia psicotrópica.

Por ejemplo, para ver el próximo eclipse solar solo tienes que consultar la página web oficial de la NASA y para conocer las lagunas rosas y las montañas de colores, basta con que viajes a Torrevieja, a China y a Perú. En este orden. ¿Te has hecho un lío? No te preocupes, que te lo explicamos.

Las lagunas rosas de la Vega Baja del Segura son un fenómeno único en España. Un prodigio de la naturaleza para hacer realidad los anhelos de La Vecina Rubia y Aless Gibaja de puro rosa que son. Se encuentran en la comarca alicantina de la Vega del Segura, en el Parque Natural de las Lagunas, próximo a las localidades de La Mata y Torrevieja.

La laguna son 1.400 hectáreas que deben el rojo pálido de su superficie a una bacteria que libera el pigmento de color al entrar en contacto con aguas con una alta concentración de sal. Aunque está prohibido bañarse en ellas, la estampa que ofrecen es digna de aparecer en cualquier cuenta de Instagram. Seas instagramer o no.

Para ver las montañas de colores es necesario irse un poquito más lejos. Tienes dos opciones: China o Perú. En cualquiera de ellas, las montañas dejan de ser montañas para parecer un tarro con tiza molida como los que hacías en el colegio. Azul, amarillo, verde y ocre son los colores que rayan el terreno.

El Parque Geológico Zhangye Danxia, en la provincia china de Gansu, te ofrece la espectacular visión de 520 metros cuadrados de montañas de colores. Eso sí, previo pago de la correspondiente entrada, que garantiza la conservación de este Patrimonio de la Humanidad natural.

A horas de vuelo desde España, en Perú, concretamente en las Montañas de Vinicunca, también conocidas como Montañas Arco Iris (muy original el sobrenombre), se alzan al cielo los colores de sus montañas. A más de 6.000 metros de altitud, eso sí, con lo que si te da por ir, ya te puedes ir poniendo en forma un poquito. 

Destinos