Inteligencia Artificial: ¿Ficción o realidad?

*creditos imagen: Chica usando inteligencia artificial por Alexander - stock.adobe.com

Inteligencia Artificial: ¿Ficción o realidad?

¿Sabes qué es la inteligencia artificial? Tal vez te suene a peli de ciencia ficción, pero... no lo es. Hoy en día, la IA va mucho más allá de robots con inteligencia artificial o super cohetes que se lanzan al espacio. Está a tu alrededor. En tu móvil, en tu televisor, incluso en tu nevera, sisi, cómo lo lees! 👋

Puede ser un poco complejo entender cómo funciona la inteligencia artificial, pero voy a tratar de explicártelo igual que si se lo explicara a un patito de goma, ¿vale? 😆

Qué es la inteligencia artificial

Te lo podría definir de forma rápida como una "máquina que piensa como un humano". Pero es mucho más que eso. Es el aprendizaje a través de la experiencia de los dispositivos que utilizamos y que pueden evolucionar por sí solos y adaptarse a los usuarios y a las necesidades de estos. 

Cómo funciona la inteligencia artificial

Pues, básicamente, como te he dicho. A base de aprendizaje y algoritmos de uso. La máquina o dispositivo lo que hace es que se va actualizando según se va utilizando, recoge nuevos patrones y adapta sus datos y mecanismos a las necesidades que van surgiendo. Es una tecnología super interesante, por que está siempre en constante evolución y ofrece muchísimas más posibilidades.

Robot por Tatiana Shepeleva - stock.adobe.com

Ejemplos prácticos de IA que ya tienes en tus manos

Lo de los robots con inteligencia artificial es difícil de entender, i know. Pero para ello te voy a poner algún ejemplo práctico. 

Los smartphones actuales vienen equipados en muchos casos con IA. Huawei fue una de las pioneras en inteligencia artificial gracias al desarrollo de un SoC con NPU. Es decir, un procesador que estaba equipado con una Unidad de Procesamiento Neuronal y que trata de imitar el pensamiento humano para adaptar sus mecanismos a la experiencia. En resumidas cuentas, esto se puede apreciar en sus cámaras. Cuanto más las usas, la IA más sabe cómo hacer los ajustes necesarios para que salgan fotones. 

Otro ejemplo son las neveras. En este campo, LG y Samsung son las más conocidas. Gracias a la IA, la nevera puede detectar cuándo se te va a acabar la leche y hacer el pedido directamente o añadirlo a la lista de la compra, que luego tú te descargas antes de ir al super y voilá, trabajo hecho.

Los asistentes de voz son otro ejemplo. Sí, esos altavoces tan cuquis equipados con Siri, Alexa, Google Assistant... Tú le dices buenos días y ellos te recuerdan que hoy tienes una reunión, saben por dónde vas a circular y te avisan del estado del tráfico o apagan las luces si detectan que no estás en casa y que te las has dejado encendidas. ¡Top!

¡Dale like si te parece un flipe esto de la inteligencia artificial o carita sonriente si crees que no es necesario tanto avance!

TECNOLOGÍA: Otros