Guía básica para que no te líes con la MetroCard de Nueva York

*creditos imagen: Times Square por Wallula con licencia de reutilización en Pixabay

Guía básica para que no te líes con la MetroCard de Nueva York

Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando se viaja es cómo moverse en la ciudad y cómo ahorrar en los transportes. Por ejemplo, imaginemos que se cazan vuelos baratos a Nueva York. Ok, después de buscar el hotel (se recomienda mirar por la zona de Times Square que está genial de ubicación y es barata) lo siguiente es organizar entradas y tours. Aquí entra en juego el transporte público para poder moverse por la ciudad sin dejarse una pasta. ¿Cómo viajar en metro por Nueva York? La respuesta la tienes en la MetroCard.

En este artículo explicaremos qué es la MetroCard, cómo funciona la MetroCard de Nueva York y cuánto cuesta la MetroCard de Nueva York. ¡A tomar nota y que no nos la den con queso!

¿Qué es la MetroCard?

Se trata del abono de transporte en NYC. Sirve para coger cualquier metro y autobús y su funcionamiento es muy sencillo y, aunque genera muchas dudas, en cuanto se pilla el tranquillo es muy fácil.

¿Cómo funciona la MetroCard de Nueva York?

Pues eso, es muy fácil. Solo hay que comprar una tarjeta y recargarla según el tipo de abono que se desee. Hay que comprarla en las máquinas de las estaciones (se pueden poner en español) o en las ventanillas. Si la máquina pregunta por un código postal, hay que poner 99999 si no se reside en NY y se está solo de paso. 

Una vez que tengamos la tarjeta en nuestro poder, toca cargarla según elijamos el ticket single o algún bono. Y para usarla, igual que en Madrid. Si vamos a viajar en bus, lo pasamos por la maquinita cada vez que pongamos un pie encima. Y si usamos el metro, se introduce en la ranura que hay junto a los tornos. ¡LISTO!

Una estación de metro de NYC por Corey Ryan Hanson en Pixabay

¿Cuánto cuesta la MetroCard de Nueva York?

Ahora que ya sabemos cómo viajar en metro por Nueva York, solo queda saber el precio y cuál es la opción que más nos conviene. Porque sí, no estamos semanas buscando vuelos baratos a Nueva York para ahora derrochar pasta en el metro. 

- Billete individual: Es decir, que se paga cada vez que se use. Vale 3 dólares.

- Pay-per-ride: Se puede cargar en la MetroCard con saldo e ir gastándolo. La ventaja es que hasta 4 personas pueden usar la misma MetroCard, pero hay que asegurarse de pasarla por los tornos por cada persona que quiera usarla. De esta forma vale 2.75 dólares cada trayecto.

- Semanal: 33 dólares por persona. No se puede compartir la MetroCard y los viajes son ilimitados.

- Mensual: 127 dólares por persona. No se puede compartir la MetroCard y los viajes son ilimitados.

Hay que tener en cuenta que el precio de expedición de la MetroCard es 1 dólar. Ale, ahora toca hacer cuentas y calcular qué opción interesa más. Antes de lanzarse a por una ilimitada, hay que tener en cuenta que New York es una ciudad de mucho pateo y que probablemente se vaya andando a la mayoría de los sitios, así que es imprescindible ser realista a la hora de hacer las rutas y la compra.

Transporte