Grimes ha vuelto con temazo, analizamos su (una vez más) extrañísimo videoclip

*creditos imagen: 4AD

Grimes ha vuelto con temazo, analizamos su (una vez más) extrañísimo videoclip

La diosa indie-emo ha vuelto al más puro estilo Grimes, con uno de esos vídeos que te hacen pensar si has tomado setas alucinógenas o algo peor acompañado de una música tan envolvente como personal de la que se ha convertido, por derecho propio, en un referente del indie que ha sobrepasado incluso a nuestros amigos de Pitchfork que hace ya unos años apostaron por ella.

Violence

Así es como se titula el nuevo vídeo de la artista canadiense, y la verdad es que lo deja claro desde el inicio presentándose en una atmósfera muy de garito londinense de moda cercano a la Tate leyendo El Arte de la Guerra rodeada de otras musas que luego se convertirán en bailarinas.

Grimes en los Grammy (grammy.com)

Aquí seremos testigos de una de las primeras novedades que Claire Boucher, su nombre real, introduce en el vídeo, y no es otra que la de incorporarse a la coreografía, algo nunca visto antes en la cantante. Y lo mejor es que lo hace con la misma soltura que cualquier españolito de a pie a las 5 de la mañana con Paquito el Chocolatero de fondo en las fiestas del pueblo.

Por lo que podemos ver en las escenas que se intercalan con el baile, Claire ha aprovechado este tiempo para hacerse unos tatuajes mientras perdía de vista al cansino pretencioso de Elon Musk. También somos testigos de que la mitad de presupuesto del videoclip ha ido a parar a ventiladores. Macho, qué bien me hubiesen venido en las noches sevillanas este pasado verano.

Y así, entre elegantes zooms y juegos de luces entre chicas transcurre el resto del vídeo, un vídeo tan de Grimes que aunque le quitaras el sonido y no apareciera la cantante, apostarías al rojo a que solo podría ser de ella. 

Grimes en Life in a vivid dream (4AD)

La canción

Violence , que presumiblemente será el primer tema de su nuevo trabajo Miss Anthropocene cambia la línea del tema anterior lanzado por la artista, We appreciate power, que recurría a sonidos más rockeros e industriales con arañazos de guitarra más agresivos que un vis a vis entre María Patiño y Carlos el Yoyas para reclamar el poder.

EnViolence resuenan sonidos puramente dance mezclados con las melodías pop amplificadas con eco, tan habituales de Grimes, que consiguen un efecto más sexy y bailable que el de sus anteriores obras maestras: Art Angels (2015) y Visions (2012).

Música