'Fleabag' lo peta en USA: te contamos por qué lo hará aquí también cuando la veas

*creditos imagen: Phoebe Waller-Bridge en 'Fleabag' en site oficial de Amazon Prime Video

'Fleabag' lo peta en USA: te contamos por qué lo hará aquí también cuando la veas

Es la sensación del último año. Fleabag arrasa entre la crítica, se ha ganado el cariño del público y multitud de premios en Estados Unidos y, seguramente, aquí hará lo mismo.

Muy desinformado debes estar si siendo un amante de las series no te has puesto ya con el título del momento. Fleabag es una tragicomedia, porque la serie no escatima en humor negro, pero tampoco en hacer ver otras cosas chungas de la vida como la soledad.

Phoebe Waller-Bridge, que también aparece en Killing Eve, otra serie estupenda, adaptó a la televisión, para BBC Three, un monólogo suyo, que realizó para un festival a petición de una amiga que le retó a que describiera en 10 minutos todo lo que podía sucederle a una chica durante una noche.

Mucha comedia y mucho drama 

El tono tan personal que logra darle la prota y su guion son definitivamente un anzuelo del que es imposible escapar. En cambio, la construcción de todos sus personajes es otro, porque cada uno de ellos tiene vida propia y una evolución absolutamente lógica dentro del contexto en el que se mueven.

La serie logra momentos desternillantes entre otros de absoluta tristeza, como en los que Fleabag recuerda a su ausente mejor amiga, Boo, a base de flashbacks. La reivindicación de la mujer como alguien que no necesita ser perfecta para gustar está siempre presente en la serie, ya que desnuda las carencias de la protagonista y nos muestra a una tía estupenda con inseguridades y culpas por lo que ella, o más bien la sociedad que la (y nos) rodea, considera un fracaso.

Phoebe Waller-Bridge en 'Fleabag' en site oficial de Amazon Prime Video

Reflejo de muchos perfiles

Desde el inicio de la serie, comprobamos que está tan magistralmente escrita que se nos hace creer (inolvidable la escena de la masturbación con Barack Obama en el 1x01) que estamos ante un personaje completamente desinhibido, superficial y cuyos intereses no traspasan lo más mundano, como pueden ser el postureo en redes sociales o los chicos.

Pero a medida que avanzan los capítulos, vemos que eso es una capa de barniz que la protagonista, como muchas personas hoy en día, saca a relucir delante de todos. Instagram convertido en la bonita portada de un disco que contiene canciones tristes y desesperadas.

Interacción con el espectador

Cada vez más series recurren a romper la barrera de la cuarta pared, esa que separa a los protagonistas del público que ve sus historias, en este caso la pantalla de la Smart Tv o de la tablet. Pero pocas lo hacen con la habilidad de la serie de BBC y Amazon

Waller-Bridge recurre constantemente a nosotros para confesiones de mayor o menor calado, y poco a poco creamos una sintonía con ella que difícilmente hemos visto en televisión

Por todo esto y mucho más, Fleabag es una serie que debes ver en este mes de frío y findes sin pasta por culpa de los regalos de Navidad. No la dejéis escapar.

TV/Cine