Estos tíos quieren ser Messi, pero… ¿alguno se le acerca?

Estos tíos quieren ser Messi, pero… ¿alguno se le acerca?

Recuerda, pequeño Billy: cuando algo es el algo de algo, es que en realidad es el nada de nada. Este pequeño consejo, que se puede ver en un capítulo de Los Simpson (¿o era de Padre de Familia?) viene a confirmar lo que ocurre cuando un futbolista (o cualquier otra profesión con proyección pública) triunfa.

De repente, salen muchos imitadores, o personas que se comparan o a los que la peña compara con la estrella.

En este caso concreto, tenemos a Leo Messi, el mejor jugador de la historia reciente. Un futbolista que lo ha ganado todo con su equipo y a nivel individual. Tiene muchos balones y botas de oro, Liga, Copa, Champions, Mundialito de clubes, Supercopas de Europa y de España y todo lo demás.

Es el máximo goleador de la historia de la Liga española. Es el Michael Jordan del fútbol. Bueno, perdón, se me ha colado esa comparación. Y ahí es donde quería llegar. Porque, como ya has leído en el titular, estos tíos quieren ser (como) Messi.

Oddegard

El futbolista noruego podría haber sido el último juguete roto de Florentino Pérez. Despuntó en el frío país nórdico y todo el mundo le bautizó como el Messi noruego. Decidió que quería jugar en el Real Madrid y el club blanco aceptó. Lo fichó, lo hizo debutar y luego lo mandó al Real Madrid B para que terminara de ‘cuajar’.

Sin embargo, nunca lo logró y ahora juega en la Real Sociedad, donde parece que será titular. Eso sí, por ahora a años luz del astro argentino.

Mbappé

Otra estrella... El jugador francés tiene gran calidad técnica y una gran proyección debido a su edad (20 años). Ya es titular en la selección francesa y en un equipo plagado de estrellas, el PSG. Pero… aún hay mucho que demostrar y echarse a todo un equipo a las espaldas como hizo el argentino. Habrá que esperar a ver.

Neymar

Con toda la Europa futbolística pendiente del futuro de Neymar hasta hace unos días, podemos decir que el jugador brasileño nunca será como Messi. Sus traspasos han costado mucho dinero y siempre se les ha comparado. Pero Neymar no tiene la capacidad de crear juego de Messi y, en sus mejores años, tampoco se le ha llegado a acercar a un jugador capaz de meter 91 goles en un año natural (Record Guinness).

Fútbol