Dilataciones: ¿volverá mi lóbulo a su estado original?

*creditos imagen: Chica con dilatación de oreja Antgor - stock.adobe.com

Dilataciones: ¿volverá mi lóbulo a su estado original?

Transformar el lóbulo de tu oreja en un gran y llamativo colgajo, esto es fundamentalmente una dilatación. Sin embargo, cada vez más personas se atreven a hacer más grande el espacio que ocupa el típico pendiente, pero cuando se pasa esta época de experimentación, todos queremos que la piel vuelva a su sitio.

Llegados a este punto, en el que te liaste porque tus amigos también se lo hacían, al igual que los tatuajes, y tienes un agujero del tamaño de Albacete, debes saber algunas cosas sobre las dilataciones.

¿Qué es dilatación y qué es pendiente? 

Según el tatuador Federico Rubio, de Tattocenter, también experto en piercings y dilataciones, nos explica que una dilatación es cuando se sobrepasan los 2 milímetros. Este espacio se puede conseguir de un montón de formas.

Normalmente es un experto el que te hace un agujero algo más grande para empezar a introducir los dilatadores, que después harán tu oreja cada vez más colgandera.

Pero si tienes tiempo y ganas, en tu propia casa puedes dilatarla hasta los 4 milímetros. No obstante, para ir más allá, dice Federico Rubio que "a partir de ese tamaño es más complicado”.

¿Cuándo se cerrará el agujero? 

La respuesta a esta pregunta dependerá de la edad de la persona, del tipo de piel que tenga y del estado de esa apertura... Este tatuador de Tattocenter afirma que “a partir de los 8 o 10 milímetros ya no será posible cerrarlo del todo”. 

Chico con dilatación de oreja grande por Schankz - stock.adobe.com

Sí es cierto que cuando dejas de poner peso se cierra bastante rápido, pero debes contar con que quedarán unos 2 o 3 milímetros. Si el tamaño es menor a esos 8 o 10 milímetros, y has hecho caso (que casi nadie lo hace) de hidratar bien la zona y curar la dilatación en el inicio, es posible que tu lóbulo vuelva a un estado original. Y si no, al menos lo suficiente para llevar pendientes normales y no llamar la atención 😉

Medidas extremas 

¿Te pasaste en su día con las dilatas y ahora no hay Dios que cierre ese agujero? ¡No te preocupes! Hay solución para todo o, en este caso, hay una operación para todo. Algunas clínicas de cirugía estética ofrecen servicios de lobuloplastia. Es una sencilla operación en la que te cortarán el colgajo y te lo volverán a coser. (Ughh...)

Al principio estaba pensada para personas que se desgarraban la oreja accidentalmente, pero ahora también es para los que se arrepienten de las dilataciones. Lo mejor es que 3 meses después de la operación, es posible ponerse otra dilatación. Aunque es un poco contradictorio... Más que nada por si te echan de ese curro por el que te cerraste la oreja y te sigue molando el rollo. 😅

Lifestyle