Despedidas de solter@ en limusinas ¿A cuánto sale la horterada?

*creditos imagen: Ben_Kerckx/Pixabay

Despedidas de solter@ en limusinas ¿A cuánto sale la horterada?

Esa extraña moda instalada hace unos años de celebrar una despedida de soltera en una limusina ha hecho mucho daño a la vista, pero ¿también a los bolsillos? Lo vemos.

Últimamente, una de las ideas más comunes cuando se trata de celebrar una despedida de soltera es la de alquilar una limusina, imaginamos que con el propósito de llegar a la disco o sitios en los que la comitiva vaya a acabar como estrellas de cine o de la canción, al estilo Omar Montes hace poco en Sevilla.

En estas celebraciones, encima las limusinas suelen ser de colores tan elegantes como un rosa chillón que quema las retinas, con el propósito añadido de que media ciudad se entere de que alguien que no te importa un bledo está diciendo adiós a sus años de soltera rodeada/o de amigas o amigos que muy probablemente vaya con un pene en la cabeza.

Realmente otra conclusión que se puede sacar es que si tus amigos quieren que acabes una etapa dando paseos en un coche así, en la vida ya no necesitas enemigos. La otra cuestión está en la pasta que hay que gastarse para ello.

Hammer-limusina (Wacek/Creative Commons)

Enséñame la pasta

Normalmente las tarifas van por persona y tiempo, estando la media en las grandes ciudades de España en una limusina para 8-9 personas a 150-200 euros la hora. Luego tienen ofertas especiales este tipo de compañías, en plan 1 euros más cada miembro y te regalan una botella de cava, si ponéis 50 por persona, o sea unos 400, hay compañías que hasta tienen servicio de catering y os dan la cena en una limusina, algo solo superado en incomodidad por cenar en el coche. Lo que sí está claro que ninguna hará a partir de ese momento será devolverte la dignidad.

Pero como en el mundillo hortera choni (y no tan choni, que pijos y pijas también se ven en despedidas o fiestas de fin de curso) todo tiende a superarse , lo han hecho y a lo grande, porque de la idea de celebrar la despedida en una limusina ha nacido el discobus, una minibus con cristales tintados con musicón y espacio para bailar, caerte y echar la pota, todo al mismo tiempo. Una evolución más que digna de la idea original.

Por tanto, si tu deseo es dar el cante con tus amiguis de toda la vida, llegar a las puertas de una disco como si fueses la Rosalía y marearte antes de tiempo una noche de fiesta, las limusinas son para ti.

Coches