Dembelé y otros jugadores que se lesionaban con solo mirarlos

*creditos imagen: Jon Candy con licencia de reutilización Creative Commons

Dembelé y otros jugadores que se lesionaban con solo mirarlos

Durante la historia del fútbol profesional siempre han existido los llamados 'futbolistas de cristal', es decir, jugadores que se lesionaban con el más mínimo roce.

Este problema no es muy común, pero cuando ocurre es uno de los más desesperantes para cuerpo técnico, el propio jugador y los aficionados. Algunos de estos jugadores llegan a perderse grandes partes de la temporada, dejando de disputar partidos muy importantes para su equipo. ¿Cuáles son los casos más destacados?

Lesión de Dembelé

El último caso más sonado es el de Dembelé. El jugador del F. C. Barcelona es casi interminable. En los años que lleva en el club, desde su llegada a finales de 2016, se ha perdido la friolera de 342 días por lesión, lo que suma casi un año natural completo sin poder estar a disposición de su técnico.

Además, su última lesión le mantendrá apartado del equipo hasta mediados de febrero de 2020, por lo que sigue sumando. El extremo del Barça ha encadenado lesiones musculares en el muslo, su punto flaco, siete en los dos últimos años.

Arjen Robben

Pero el primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de futbolistas lesionados y con tendencia a la baja es Arjen Robben. El extremo holandés es uno de los más talentosos que ha dado su país en los últimos años, sin embargo nunca se llevó bien con las lesiones.

Créditos: Jeffrey F Lin con licencia de reutilización de Unsplash

El jugador pasaba más tiempo lesionado que jugando en su etapa en el Real Madrid y lo mismo le ocurriría en el Bayern de Munich, donde se llegó a perder eliminatorias decisivas para su equipo en Champions League por las dichosas lesiones musculares y de tobillo.

Gareth Bale

Pero si hablamos del parte médico de los futbolistas, el rey, qué digo el rey, el fucking emperator de todo esto es Gareth Bale. El jugador galés se ha perdido más de 75 partidos con el Real Madrid desde que llegara al club, lo que vendría a ser algo más de una temporada completa.

Sus lesiones musculares y el nulo empeño que pone a la hora de cuidarse, yendo a jugar con su selección (o al golf) cuando le apetece, han terminado repercutiendo en su salud, que se ha visto resentida con 19 pasos por la enfermería.

Radamel Falcao

Terminamos con otro que iba de estrella y terminó estrellado. El jugador dejó el Atlético de Madrid y rechazó ofertas de los mejores clubes de Europa, incluyendo el Real Madrid, para terminar jugando en el que más le pagaba, el Mónaco.

Allí acabaría su carrera de crack, también, lastrado por las lesiones. 

Fútbol