¡Cuidado con los chollos viajeros! ¡Comprar vuelos baratos y que no te engañen!

¡Cuidado con los chollos viajeros! ¡Comprar vuelos baratos y que no te engañen!

Que si oferta por la cuesta de enero, que si rebajas de invierno, que si descuentos por San Valentín o para Semana Santa… ¡Cuidado! Muchos de estos precios son reales, pero tienen una letra pequeña que no siempre leemos. Para ayudarte a detectarlos y que no te arrepientas después de haber soltado la pasta, te pasamos estos tres consejos. 

Nuestro primer tip es para las ofertas de todas las compañías, ya sea aerolínea de bajo coste o una de mayor. ¡Presta atención a la maleta! Muchas veces el precio rebajado no incluye la posibilidad de subir una maleta de mano a bordo. Esto hará que pierdas tiempo teniendo que ir antes al aeropuerto para facturarla o que la manden a bodega una vez estés embarcando y tengas que recogerla en la cinta en el destino. Además, algunas aerolíneas se toman muy en serio el tema del equipaje a bordo y son muy estrictos si en su normativa pone que solamente se puede llevar un bulto en cabina. ¡Ojo! Tendrás que guardar en tu maleta de mano incluso tu bolso.

En este primer consejo también hay que mencionar que el precio más bajo del vuelo en muchas ocasiones tampoco incluye la posibilidad de seleccionar el asiento. Recuerda que si viajas con tu pareja o con tus colegas, cada uno irá en un lugar y te podrá tocar pasillo, ventana o medio. ¡Cosas del low cost!

¡Segundo tip! Antes de comprar el vuelo, mira bien dónde está el aeropuerto y cuánto tiempo y dinero te va a costar ir desde allí hasta tu alojamiento. Muchas aerolíneas aterrizan en aeropuertos bastante alejados de la ciudad, lo que supone un problema de tiempo, sobre todo a horas en las que el transporte no es muy frecuente. 

Como también hay que tener en cuenta el dinero, mira el precio del transporte desde el aeropuerto hasta tu hotel o el centro de la ciudad. Hay veces que es más rentable gastarte un poco más en el vuelo para así poder ahorrarte los costes de transporte a la llegada a tu destino. Toma nota de algunos aeropuertos alejados de la ciudad: Stansted en Londres, Beauvais Tillé en París o Eindhoven en Países Bajos. Para que te hagas una idea, si viajas a este último y quieres ir hasta Ámsterdam, el billete te puede costar más de 20 euros por trayecto y tardarás más de una hora. Vamos, que casi te cuesta más que el propio vuelo. 

Por último, el tip más importante es tener en cuenta las fechas de los descuentos. Seguramente los vuelos más baratos sean entre semana, de lunes a jueves y por la mañana.  

En definitiva, no te lances a lo loco y cuando estés celebrando haber pillado una oferta (de esas que les restriegas orgulloso a todos tus amigos) te des cuenta de que, en realidad, el chollo no era tal.

Imágenes de Unsplash

Tips Viajes