Cuatro vías ferratas para poner a prueba tu vértigo

*creditos imagen: Soy la reina del mundo!!!!!!! por lightpoet - stock.adobe.com

Cuatro vías ferratas para poner a prueba tu vértigo

No sabes escalar pero te apasionan los planes de vértigo. Tengo la solución para ti: haz vías ferratas

¿Que no sabes qué es una vía ferrata? Pues aquí estoy yo para explicártelo y para meterte el gusanillo en el cuerpo y que salgas corriendo a hacer una lo antes posible, ya que se trata de una actividad que te subirá los niveles de adrenalina pero que no supone un gran riesgo (eso, no obstante, dependerá de la dificultad de la vía en cuestión). 

Las vías ferratas se hacen por paredes y precipicios que puedes recorrer gracias a elementos como escalones, pasamanos, rampas, cables, puentes. De manera que tienes que sortear cada una de las complicaciones que te encuentras en tu itinerario poniendo a prueba tus dotes físicas y sabiendo cómo combatir el vértigo de verte enganchado a una pared. 

Eso sí, no estamos hablando de escalada, que puede conllevar una mayor peligrosidad. En este caso siempre estás enganchado (o al menos es lo que debes hacer) a un cable de seguridad. 

Cuatro vías ferratas que recorrer en España 

No te preocupes si estás pensando que no tienes el equipo para hacerlas, porque en todas ellas hay negocios que te alquilan todos los aparejos que necesitas. Así que solo lleva ropa de montaña cómoda que te permita moverte con facilidad y que te proteja del calor o del frío, dependiendo de la época del año y del lugar donde las hagas. 

Haciendo una vía ferrata por makasana photo - stock.adobe.com

Así que vamos al lío. Estas son cuatro vías que podrás hacer, después de las cuales me darás las gracias por la recomendación:

- La primera de ellas la encontramos en Sobrón (Álava). Esta vía ferrata la hacemos a las orillas del río Ebro. Tiene una longitud de poco más de medio kilómetro que nos llevará hacer unas tres horas de sortear subidas y bajadas, aunque en general es casi horizontal.

- Algo más corta es la del Barranco de Berriel que hay en Gran Canaria, ya que solo son 250 metros, eso sí, de los que te ponen los pelos como escarpias. De hecho, algunas partes las debemos hacer con guía ya que no están equipadas. Pero imagina la maravilla de hacerlo en una isla como esta. 

- Si quieres saber qué es el vértigo, puedes recorrer alguno de los trayectos de La Hermida, una de las más divertidas que puedes hacer. Está, como su nombre indica, en el desfiladero de la Hermida, situado en Cantabria. Lo más chulo de hacerla es recorrer el puente tibetano de 45 metros que tiene uno de sus itinerarios. 

- Finalmente, en la Cala del Molí sentirás el vértigo pero recorriendo una vía que va por un acantilado, con el mar y las rocas bajo tus pies. Una maravilla.

¿A que te ha llamado la atención? Si es así, ¡dame un like! 

Aventura, Destinos