Cuatro juegazos de coleccionista que vas a querer pillarte

*creditos imagen: Mando por Caspar Camille Rubin con licencia de reutilización de Unsplash

Cuatro juegazos de coleccionista que vas a querer pillarte

Las ediciones de coleccionista de algunos videojuegos son auténticas obras de arte que rentan mazo. Por eso hoy traemos algunas de las más espectaculares que podremos comprar este año.

Juegos de coleccionista con figuras de acción

Comenzamos por lo más típico de este tipo de packs de coleccionista. Por lo general, además del juego y algún libreto explicativo, lo primero que se suele incluir es una figura de coleccionista, como su propio nombre indica, para decorar la habitación.

Es el caso de The Elder Scrolls V: Skyrim, un pack de coleccionista que se vende por unos 200 euros. Nada caro si tenemos en cuenta otras ediciones, que incluyen dos mapas del juego en formato póster, un libro con diseños y bocetos del videojuego y una espectacular figura con un dragón.

En el caso de Kingdom Hearts 3, el videojuego se vende por 229 euros con tres figuras de los principales protagonistas: Sora, Donald y Goofy. Además de esto, incluye un pin especial, una caja metálica para guardar el videojuego y el artbook con un montón de diseños dibujados a mano del juego. Bastante worthit.

Juego y mando por Teddy Rock con licencia de reutilización de Unsplash

Otro de los juegos por los que muchos daríamos hasta un riñón es Final Fantasy VII. El gran clásico de los JRPG llega en su esperadísima versión remasterizada con una First Class Edition que se podrá adquirir por 299 euros a partir del 3 de marzo.

Eso sí, el juego, exclusivo para los usuarios de PS4, llega con jugosos extras, como una figura de colección del protagonista Cloud encima de su moto y con su descomunal espada, un libro con bocetos del juego, un CD con la banda sonora, contenido extra para el juego en materia de invocaciones y un un steelbook de Sephiroth.

¿Cuánto vale un juego de colección?

Realmente, los juegos de edición coleccionista valen lo mismo que en su edición normal, de hecho, son el mismo juego. La cosa es que aquí entra a tope el fenómeno fan y hay gamers que pagarían lo que fuera por tener una edición especial de su videojuego favorito. Y es aquí donde las empresas realizan packs de coleccionistas que mucha gente quiere tener… pero que muy pocos pueden pagar.

Es el caso de The Last of Us, uno de los juegos que más lo petaron cuando salieron hace unos años y que sigue siendo uno de los mejores juegos de coleccionista de la década. El pack de coleccionista, que supera los 700 euros, trae consigo un cómic de edición limitada del videojuego y una estatua de los protagonistas en tamaño bastante grande. 

Videojuegos