¿Cuáles son las carreras más hardcore para un runner?

¿Cuáles son las carreras más hardcore para un runner?

El running es uno de los deportes más fáciles de practicar. Prácticamente no se necesita equipo específico, más allá de las zapas, así que no tienes que preocuparte de conseguir, por ejemplo, una raqueta que te haga mejorar. Eres tú contra tu cuerpo y tu mente. Quizá por eso tiene tanto éxito.

Y es que está demostrado científicamente que salir a correr es una de las actividades más sanas que puedes realizar. Ya sea en ciudad, por parques o avenidas, o en el campo, el running es un deporte muy completo.

Pero… ¿qué pasa si quieres ir un paso más allá?

Lo normal suele ser apuntarse a carreras populares en las que la mayoría de participantes tienen un perfil bajo o medio. Todos corren por completar el recorrido y luego, ¡a cervecearse!

Pero también existen corredores que quieren ponerse realmente a prueba (a veces entre la vida y la muerte) con tal de llegar a la meta. Estas son las carreras más hardcore del mundo. 

Badwater 

Esta carrera se define a sí misma como Ultramarathon. Una carrera de 217 kilómetros por el desierto, soportando temperaturas por encima de los 45 grados en las horas de máximo calor.

Por si esto no fuera suficiente reto, la carrera comienza en el punto más bajo de los Estados Unidos, a 85 metros bajo el nivel del mar, en la Cuenca Badwater y asciende hasta el punto más alto del país, en el Monte Whitney (que no está en Houston), a 4.421 metros de altitud.

Sin duda, un reto de ascensión y travesía por el Valle de la Muerte californiano solo apto para runners entrenados (y personas muy crazy).

Iron Man

Pero para los corredores a los que todavía no se les ha ido tanto el pistón y quieren hacer algo más ‘asequible’, donde sus posibilidades de morir no sean demasiado elevadas, quizás el Ironman pueda ser una buena opción.

Esta carrera es, en realidad, un triatlón. Esto quiere decir que está constituido por tres pruebas: una parte de natación de 3,86 kilómetros, 180 kilómetros en bicicleta y, de postre, un maratón de 42,2 kilómetros de carrera a pie.

Lo divertido de la prueba es que tiene un tiempo máximo de 17 horas, pasado el cual la prueba se da por finalizada y no te entregan el diploma. Una auténtica pena teniendo en cuenta que muchos participantes no llegan nunca a la meta. 

Aventura, Carreras