Costumbres muy rarunas a la hora de conducir (around the world)

*creditos imagen: Persona conduciendo por Eliecer Gallegos con licencia de reutilización de Flickr

Costumbres muy rarunas a la hora de conducir (around the world)

Conducir puede ser algo súper sencillo si se hace siguiendo las normas, pero que muchos se complican con acciones de lo más raras o costumbres y normas que nos pueden dejar helados en otras partes del mundo. 

No sabemos si en Estados Unidos aparcan y dejan el coche abierto como vemos en las pelis americanas, pero estas que os vamos a contar son situaciones 100% reales. ¿Preparados para alucinar?

Aparcar en doble fila en Sevilla

Sí, con la primera costumbre rara, esta vez a la hora de aparcar, nos vamos a Sevilla, donde los visitantes flipan cuando ven cómo los locales, cuando no encuentran aparcamiento, dejan el coche en doble fila sin el freno de mano echado y se van a casa a dormir, al cine o a donde sea.

La falta de aparcamiento en la ciudad, y que casi toda sea completamente llana, facilita esta forma de aparcar basada en la buena fe de otros conductores, que a la hora de sacar su coche no tiren el tuyo al Guadalquivir. Lleva haciéndose décadas y sigue teniendo éxito.

Cambios de dirección en Londres

Quién no ha flipado cuando ha ido a Londres y ha visto que en mitad de cualquier carretera de doble sentido, con línea continua incluída, un coche ha dado la vuelta haciendo un cambio de dirección completo delante de la poli. Y, lo mejor de todo, ¡no ha pasado nada!

Es habitual en la ciudad y en todo el Reino Unido. Con lo que aquí nos meterían un paquete de kilo, allí lo ven perfectamente normal y muy práctico.

Hombre conduciendo por DayronV con licencia de reutilización de Pixabay

Roma o Nápoles y cruzar una vía

No entendemos por qué en una lista de deportes de riesgo no se encuentra cruzar por un paso de peatones sin semáforo en Italia, al menos desde Roma hacia el sur. Todos hemos pasado ese momento de cague cuando visitando una ciudad tan apasionante como la capital romana, cruzábamos por un paso de peatones tan tranquilamente y ¡oh no! los coches seguían corriendo hacia nosotros como si nada.

Ahora que lo sabemos, nos parece una de las mejores ciudades del mundo para entrenar sesiones cortas de velocidad.

No puede faltar: conducir por la izquierda

Aunque es ya ampliamente conocida, no dejamos de preguntarnos cada vez que vemos coches por la izquierda en Gran Bretaña, cómo se las apañan para cambiar de marchas por ese lado o con los pedales cambiados. Además del lío que nos haríamos nosotros si tuviésemos que conducir así...

Ir como un avión también se puede

Sí, si vamos a Alemania y en una autovía vemos a coches que van como un Fórmula 1, no debemos extrañarnos. A parte de que es un país que fabrica cochazos y tiene unas carreteras estupendas, en muchas de ellas no hay límite de velocidad. Por eso si vamos viajando por allí en bus y vemos cómo nos adelantan constantemente a 200 km/h o más, no es que estén locos (bueno, un poco sí), es que pueden hacerlo legalmente.

Coches, Motos