Consejos para introducirte en el running sin morir en el intento

*creditos imagen: Mujer corriendo por ParinPIX - stock.adobe.com

Consejos para introducirte en el running sin morir en el intento

La verdad es que eso de ir al gym a levantar algo de peso está muy bien, pero no hay nada como hacer un poco de running, mover el esqueleto y liberar endorfinas.

Muchas personas no hacen deporte porque les da pereza meterse en una sala con muchísimas personas, sudando y peleándose por quién coge la maquina más top para petarse.

Por eso, la nueva moda del running es perfecta. No solo porque te sirve para hacer deporte y estar en forma, sino también para despejarte, tomar el aire e incluso visitar algunas calles o parques preciosos de tu ciudad.

Pero claro, no se empieza a correr como Usain Bolt de la noche a la mañana. Esto, como todo, tiene su proceso. Por eso, aquí tienes algunos tips para runners novatos que quieren entrar en este mundillo sin morir en el intento. ¡Atrás, flato!

Objetivos 

Lo primero que tienes que hacer para saber cómo ser runner es, para no perder la motivación, marcarte unos objetivos realistas y con una intensidad moderada. De nada sirve hacer una maratón el primer día si no la vas a acabar. Eso solo te frustrará y ayudará a que lo dejes antes de tiempo. 

Por eso no te preocupes, llega hasta donde puedas, conoce tus límites y, una vez lo hagas, ya podrás ir superándote poco a poco

Calentamiento

Calienta siempre antes de entrenar y estira cuando hayas acabado. Aunque mucha gente pase olímpicamente de este proceso, es imprescindible para que no te lesiones durante el ejercicio. Además, es importante que prestes atención a todo tu cuerpo y no solo te centres en una zona en concreto. 

Chica calentando antes de correr por ivanko80 - stock.adobe.com

Duración 

Según dicen muchos expertos, la duración ideal para la primera sesión sería de 30 minutos, incluyendo en ese tiempo el calentamiento. 

Como es obvio, también se recomienda correr a una velocidad lenta (que no significa que vayas parado o andando, cuidado...). Es mejor correr más distancia y tiempo en modo tortuga, que 30 segundos y que te de un yuyu al girar la primera esquina.

Zapatillas cómodas

Sin duda, este es uno de los puntos que debes cumplir sí o sí. No vale ir con las Converse de turno... 🤦‍♀️Las zapatillas que uses deberían amoldarse perfectamente a la forma de tus pies, y no ser una carga durante la carrera. Además, se aconseja comprar media talla más para tener un poco de margen entre el dedo gordo y el borde de las deportivas. No querrás invocar a las temidas rozaduras...

Correr en compañía 

Si tu problema es que eres un poco vaguete y te cuesta mucho decidirte a salir de casa para practicar deporte, quizás la mejor opción es buscar un compañero de running. Así te obligará a levantarte del sofá y la rutina será mucho más amena. 

Eso sí, nunca trates de seguir el ritmo del otro si ves que no llegas. Cada uno tiene su fondo y sus límites. Si ves que va a una velocidad mayor o menor a la que tu puedes soportar, párate y vuelve a buscar tu punto ideal. 

Ahora que ya sabes cómo empezar en el running ¡no tienes excusa! ¿Te han servido estos consejos? Corazoncito si es que sí 😍

MODA, BELLEZA Y SALUD: Otros