Consejos para armar rompecabezas de más de mil piezas

*creditos imagen: Haciendo un puzzle por Budimir Jevtic - stock.adobe.com

Consejos para armar rompecabezas de más de mil piezas

O te relajan o te vuelven loco. Así son. Por eso no está de mal saber algunos consejos para armar rompecabezas, ¿no? 🔗

Da igual que los llames rompecabezas o puzzles, al final se trata siempre de los mismo: coger un montón de piezas descolocadas y montarlas de tal manera que formen una imagen. Ni más, ni menos. Los hay de 4 piezas para bebés, pero también encuentras rompecabezas de 100 piezas para niños (o algún adulto vaguete) y luego están los puzzles de 1000 piezas o más que suponen un auténtico reto. 

Cómo armar un puzzle 

Vamos al lío. Te regalan (si los sueles comprar tú, estos consejos ya te los sabes de memoria) un puzzle de más de 1000 piezas, ves la imagen final y te enamoras perdidamente de ella. “Oh, estoy deseando hacerlo, es taaan bonito”. Pero eso solo te dura hasta que abres la caja y te encuentras con la bolsa de las piezas. En ese momento el hype se despeña por el barranco de la pereza. “¿Seré capaz de montar todo eso?”, te preguntas con desconsuelo😲. ¡Pues claro! 

¡Me desesperooooo! por PriscilaFerreira - stock.adobe.com

Y para que incluso lo disfrutes, aquí van unos consejitos. A fin de cuentas, no hay puzzles imposibles. 

- Busca un lugar adecuado para armar el rompecabezas (su nombre lo dice todo). Es decir, no te pongas en la primera mesa que pilles. Elige una que sea lo suficientemente grande para que quepa el resultado final. Además, ten en cuenta que no vas a tardar 20 minutos… ni dos horas. Así que ve pensando en utilizar un espacio en el que puedas dejar reposar al puzzle cuando no lo estés construyendo. 

- Divide las piezas. Como reza el dicho, “divide y vencerás”. Ah, antes de eso ten siempre a mano la imagen final, que si no tu intento va a ser un fail muy guapo. Antes de ponerte a construir, clasifica las piezas por colores según aparezcan en la foto final. Además, aparta todas las que forman parte del borde. Lo sabrás porque uno de sus lados será recto. 

- Cuando las tengas clasificadas, empieza a armar el borde. Es decir, hay que construir de fuera a adentro. Una vez que lo hayas montado y te vengas arriba, continúa por las zonas más sencillas. Es decir, si hay una parte azul cielo con 100 fichas, déjala para el final, pues te puedes frustrar a las primeras de cambio y no es eso lo que quieres. 

- Y recuerda el último consejo: armar un puzzle no es una obligación, sino un divertimento. Así que no te desesperes y disfruta, que para eso está. 

Vamos a comprobar una cosa. Dale un like si te has desesperado alguna vez.😜 

Cosas gustosas