Cómo mantener una rutina de ejercicios en verano pese al calor excesivo

*creditos imagen: El deporte con amigas, mucho mejor por milanmarkovic78 - stock.adobe.com

Cómo mantener una rutina de ejercicios en verano pese al calor excesivo

Con el verano aún regalándonos altas temperaturas, muchas veces se nos hace cuesta arriba seguir nuestra rutina de ejercicios habitual. 

Y es que cuando el calor aprieta, las ganas de hacer ejercicio disminuyen hasta tal punto que no quieres moverte del sillón enfrente del ventilador o del aire acondicionado. Pero bueno, hay que “obligarse” para no perder el ritmo que has conseguido tener durante todo el año. 

Cómo entrenar con calor 

Si vas al gimnasio, el único problema que tendrás será el camino hasta la puerta, ya que dentro el aire climatizado te hará estar a gusto. De hecho, quizás hagas más ejercicio para no volver a darte de bruces con la calorina de fuera. 😥

Pero si lo tuyo es entrenarte por tu cuenta, cuando haces ejercicio en verano debes tener precauciones

- La primera de ella es que si haces el entrenamiento en una zona al aire libre, lo mejor es que madrugues y combatas el calor dándolo todo cuando aún no está pegando el sol a lo bestia. 

- La segunda también resulta obvia: hidrátate en todo momento; sobre todo si el ejercicio te hace perder mucho líquido (ya sabes, si sudas demasiado). 

- Si consideras que la rutina de ejercicios en verano no es demasiado dura como para poder hacerla con mayor temperatura, no la varíes. Y si lo haces, que sea para fortalecer las zonas que más quieres lucir (no vamos a negar que nos gusta mostrar la buena forma en la que estamos). Así pues, los ejercicios de piernas, de abdomen y pectorales, deberán tener una importancia especial.

El mazao lo da todo por zamuruev - stock.adobe.com

- En cambio, si sueles provocarte una gran sudoración y te supone mucho esfuerzo, ten cuidado si la llevas a cabo en las horas centrales del día, esas que son mucho más calurosas.

- En este sentido, para evitar cualquier golpe de calor, lo más recomendable es que las tandas sean más cortas y no tan intensas (aunque hagas más). Eso no quiere decir que te vayas a entrenar peor. 

- También puedes apostar por rutinas para combatir el calor y variar parte de tu entrenamiento por ejercicios que te hagan estar más fresco. Por ejemplo, lo bueno del verano es que te permite incluir la natación al aire libre (hay muchas más piscinas), que puede sustituir a algunos ejercicios aeróbicos que suelas realizar. 🏊‍♀️

Y estas son más o menos las pautas que debes seguir. Ya sabes, no olvides hidratarte y alimentarte de una manera adecuada aunque tengas menos ganas de ingerir alimentos por el calor reinante.

¿Crees que se me olvida algo? Si es así, dímelo en comentarios. 

Fitness