Cómo hacer una reunión y evitar dejar un desastre en casa

*creditos imagen: Nada como una reunión en casa por BullRun - stock.adobe.com

Cómo hacer una reunión y evitar dejar un desastre en casa

Nada como hacer una fiesta en tu salón, pero el problema de las reuniones en casa viene después… cuando se acaba. 

Porque cada vez que te planteas organizar algo en tu hogar lo primero que pasa por tu cabeza es lo guay que lo vais a pasar, pero a continuación aparece el lado oscuro de todo esto: limpiar la casa. Porque como la cosa se vaya de madre, aquello puede terminar peor que un descampado después de un botellón. 🥤

Consejos para hacer una reunión 

Por supuesto, esto que te cuento no está ligado a la actualidad, ya que ahora mismo no pueden entrar más de 10 personas y manteniendo las distancias. Pero una vez que pasemos todas las fases del desconfinamiento, la cosa cambiará y tendrás la misma obsesión por ensuciar poco en una reunión

Pues bien, apunta estos consejos y al día siguiente no pensarás que ha pasado por allí una orda de orcos

- Todo desechable. Si vas a invitar a beber y comer y sois unos cuantos (y más si van con ganas de juerga), utiliza vasos, platos y cubiertos desechables. Intenta que no sean de plasticucho para no contaminar, pero que según se acabe el uso, puedan ir a la bolsa de basura o al reciclaje. Evitarás tener la cocina echa unos zorros. 

- Aparta todos los muebles, mesas y sillas que no se vayan a utilizar. Así cuando te toque limpiar, no tendrás que estar apartándolos. 

- Deja claro el rollo que vais a llevar. Tienes confianza suficiente como para pedir que la cosa no se desmadre demasiado. Así los invitados vendrán más calmaditos. 

Si aun con estos consejos, se te queda todo hecho una 💩 y se te viene el mundo encima con solo pensar en limpiarlo, aquí van otras recomendaciones. 

Es durol darlo todo por Nichizhenova Elena - stock.adobe.com

Cómo limpiar la casa después de una reunión 

1. En primer lugar, organiza tu tiempo y lo que vas a hacer en cada momento. No te pongas a hacer cosas que luego te toque repetir. Un ejemplo: no te pongas a barrer si no has despejado todas las mesas, sillas, muebles, sofás, etc. de restos de la reunión (o fiesta). 

2. Empieza por las estancias más sucias porque te irás cansando y si algo queda por limpiar, que sea lo de menos. 

3. Quita lo más “gordo” por si casualmente te tienes que pirar de casa para tomar unas cañas urgentemente. Que nunca se sabe cuándo pueden requerir tu presencia. 

¿Tienes algún consejo más para dar? Compártelo… ¡Por favor! 

ENTRETENIMIENTO: Otros, FRIKADAS: Otros