Cómo hacer un correcto electrónico con un dominio personal

*creditos imagen: Un correo con dominio personal otra cosita es por fizkes - stock.adobe.com

Cómo hacer un correcto electrónico con un dominio personal

Estás hasta el moño de tu dirección de gmail, de hotmail, de outlook o de cualquier otra plataforma y quieres tener un correo electrónico personal

Es normal, te llamas David López (random) y si quieres encontrar una dirección medio decente te toca poner como usuario algo así como davidlopez6789548, lopezdavid 00036478, davidlopeznohaynadalibre o davidlopezesunnombremuycomun. 

Bueno, también puedes poner un mail del estilo a chewbaccaestuvoaquiysefue y quizás no esté ocupado. Esto significa que tu dirección de mail es un poco mojón, que no te distingue de los demás y que además te puede confundir con cualquier otra persona. 

Correo electrónico con dominio personal 

Para evitarlo, tienes la opción de contratar un dominio personal por pocos euros al mes. Las empresas de hosting te ofrecen todo con una tarifa baratita (menos de lo que te cuesta un gintonic cualquier noche que salgas). 

Una vez que la tengas, tendrás opción de configurar un correo electrónico nuevo y reluciente que podrás utilizar cuando te venga en gana. Por ejemplo Davideselrey @davidlopez.com. Y eso ya es otra historia, ¿no crees? 

Ventajas 

Una vez que sabes cómo hacer un correo electrónico con dominio personal te estás pensando las ventajas que hay en contar con uno. Pues aquí van unas cuantas. 

- Imagen. Está claro que no es lo mismo escribir desde un gmail que desde un dominio propio. Esto mola mucho más por una sencilla razón: tienes una marca propia y una identidad en Internet. 

Mucho más profesional este mail porTierney - stock.adobe.com

- Cuentas con tu propia web en la que puedes poner todo tipo de información acerca de ti y de lo que haces. Vamos, que te haces un nombre y cualquiera que reciba un mail tuyo pensará “tiene web propia, qué pro”. 

- Y eso por no hablar de si estás buscando curro, supondrá una carta de presentación muy buena (eso sí, no tengas la web hecha un desastre). 

- No hay problemas con el nombre. Tú eliges (siempre que el dominio no esté ocupado… date prisa) y seguro que queda mucho más conciso y acertado. 

- Eres independiente. No estás en el universo Google, sino que gestionas dónde quiere aparecer y cuándo. 

- Es seguro. Todos los dominios de hosting que contratas tienen una seguridad para ti. Además, los ciberdelincuentes tienden a utilizar las plataformas más utilizadas para timar y estafar, así que no es de extrañar que utilicen Gmail o Outlook. De ese modo puede hacerse pasar por cualquier usuario y hacer de las suyas -ya lo han hecho con bancos, con Correos, etc.-. Así que si le envías un mail desde un dominio propio, es muy raro que intenten hackear tu dirección para mandar spam en tu nombre. 

¿Tienes el tuyo propio? ¿Te convence? 

TECNOLOGÍA: Otros