Cómo conducir bien por una rotonda (para lelos)

*creditos imagen: whitcomberd - stock.adobe.com

Cómo conducir bien por una rotonda (para lelos)

Llevas haciendo lo que te da la gana toda tu vida de conductor, pero hay una serie de normas claves para conducir por una rotonda

Porque debes reconocer que hay ocasiones en las que lo estás haciendo mal pero sigues adelante porque eso a veces es la ley de la jungla y tienes que sobrevivir (otras simplemente sigues porque te da la real gana, reconócelo). 

Pues bien, a continuación te voy a contar las normas de conducción pero en plan para lelos que no se enteran de nada. Así todo va a quedar clarito.

Conducción para principiantes (y no tanto) en una rotonda 

Estas son las normas básicas que debes conocer cada vez que te lanzas a las maravillosas rotondas que pueblan nuestras calles y vías.

- La preferencia la tienen los que están EN la rotonda, así que una vez dentro te puedes tirar dando vueltas una hora sin parar, que en todo ese tiempo tú tendrás la preferencia. 

- Si la rotonda tiene varios carriles, la norma dice que debes tomar la salida desde el carril exterior. De ese modo, el acto de abandonarla deja de convertirse en un deporte de riesgo en el que tienes que confiar en que el coche que va por fuera va salir como tú o no. Vale, hay veces que es complicado porque hay mazo de coches. Bueno, pues que sepas que sigue siendo obligatorio y que si te das, la culpa será tuya

- Igualmente, para entrar en la rotonda lo correcto es hacerlo por el carril de la derecha. Si no es posible, una vez dentro tendrás que cambiar al carril exterior.

- Usa esa lucecita anaranjada llamada intermitente que no se te van a caer las manos por accionarla. Esto deberás hacerlo al salir de la rotonda o al cambiarte de carril dentro de la misma. 

- Ten cuidado cuando autobuses o camiones grandes están haciendo la rotonda a la vez, pues su capacidad de maniobra es más complicada. No hagas el canelo y trates de superar su posición jugándote el pellejo por 5 segundos. 

Werner - stock.adobe.com

No hagas esto en una rotonda 

Ahora que te he dejado cristalino cómo circular por una rotonda, te voy a decir lo que NO debes hacer nunca

- Ir a una velocidad mayor de la permitida y hacerla como si no hubiera carriles. 

- Salir de la rotonda sin mirar y a todo trapo porque muchas veces hay pasos de cebra

- Creerte el más listo de la carretera y hacer alguna pirula para no seguir un orden y salir antes de tiempo. Debes saber que no eres ni especial ni mejor que nadie. Y que si los demás están cumpliendo las normas lo hacen porque así todo es mejor (básico para vivir en sociedad). Recuerda, cualquiera puede hacer el idiota y creerse la leche. 

¿Ha quedado claro? ¡Pues a circular por rotondas! 

Coches, Motos