Cómo ahorrar pasta en los transportes si estás de viaje

*creditos imagen: Transporte público por Igor Ovsyannykov con licencia de reutilización en Pixabay

Cómo ahorrar pasta en los transportes si estás de viaje

Los gastos en destino pueden suponer un buen quebradero de cabeza. Y es que, por mucho que hayas conseguido volar en lowcost y alojarte en un hotel baratito, lo que gastes una vez llegues a tu destino se puede disparar, según el nivel de vida que tenga la ciudad. ¡Uf! Para ello, una buena forma de ahorrar pasta es apostar por viajar en transporte público.

Los bonos de transporte público fuera de España suelen funcionar bastante bien y son muy económicos. Pero te recomendamos que mires bien las opciones que tienes disponibles para moverte, ya que algunas ciudades cuentan con varias ofertas y la diferencia de precio suele ser grande. Funciones como utilizar herramientas de transporte público cerca de mí (Google It) te pueden ayudar. Y en ciudades como París, por ejemplo, son imprescindibles.

Cómo viajar en transporte público

Lo primero que tienes que hacer es conocer a fondo las diferentes opciones de transporte público que hay cerca de tu alojamiento. Bus, metro, tranvía... Seguro que tienes muchos vehículos para elegir.

Una vez lo tengas identificado, busca si existen bonos de transporte público fuera de España. Son muy habituales y algunos están pensados para turistas. 

Estación de metro por Free-Photos con licencia de reutilización en Pixabay

Ahora, ¡haz cuentas! Vale, no puedes saber exactamente cuántos viajes vas a hacer, pero te puedes orientar. Por ejemplo, en ciudades como Niza el transporte público no es necesario para moverte dentro de la ciudad porque es muy pequeñita y puedes ir andando, pero en otras como Berlín o Londres es imprescindible, sobre todo si quieres aprovechar bien el tiempo y patear de un lado a otro.

Un trucazo para ahorrar pasta en el transporte público es mirar los descuentos para estudiantes o turistas. Si vas a estar pocos días, algunas opciones (como la Roma Pass o la Berlín WelcomeCard) te permiten disponer de transporte gratuito y ahorrar en las entradas a monumentos.

Si vas a usar poco el transporte público te interesarán los típicos bonos de 5 o 10 viajes. ¡Muy importante! Mira si la opción que elijas incluye traslado al aeropuerto, porque esto sí que te puede ahorrar mucha pasta.

Y, por último, si necesitas transporte privado, no cojas el primer vehículo que veas por la calle. Bájate varias apps (FreeNow, Cabify, Uber...) y compara precios. Hasta que no hagas la simulación no sabrás cuál es la más barata. También ten en cuenta que si viajas en grupo, hay veces que puede salir más barato viajar en coche privado y pagar a pachas que pagar cada uno su billete de transporte público.

Lo dicho: haz cuentas y no gastes más dinero del necesario en estos desplazamientos por la ciudad.

Tips Viajes