Ciudades francesas poco turísticas que molan mucho

*creditos imagen: Estrasburgo por Mari79 - stock.adobe.com

Ciudades francesas poco turísticas que molan mucho

Francia es muy guay y tiene muchas ciudades que molan, más allá de París o Marsella. Por tanto, existen otras ciudades con encanto, ciudades poco turísticas que merece la pena conocer y que, sin duda, incluiríamos en la lista de qué ciudades de Europa visitar. Son destinos turísticos interesantes y entre ellos encontramos alguna smart city.

Así que ya sabes, si quieres apostar por este tipo de destinos, toma nota de estas ciudades con encanto en Francia. ¡Oh la lá!

Qué ciudades de Europa visitar: ciudades que molan en Francia 

Entre los destinos turísticos más interesantes, las Smart City tienen muchos seguidores. Por ejemplo, Dijon tiene un aire moderno pero a la vez histórico que súper atractivo. Te recomiendo que visites el Palacio de los Duques de Borgoña, el Museo de Bellas Artes y su Catedral.

Calle de Dijon por borisb17 - stock.adobe.com

Estrasburgo es una de las ciudades más bonitas de Francia. Se encuentra en la zona de Alsacia y destaca su Catedral, el Palacio Rohan, la Plaza Kleber y la zona de Petite-France, un barrio encantador. Es un lugar que enamora y al que querrás volver.

Niza es el ejemplo de zona turística (la Costa Azul) pero con mucho encanto. Además, reparte visitantes con Marsella, Cannes y otros núcleos de la región. Es muy bonita, pequeña y que se puede visitar en pocos días. ¡Todo ventajas!

Balazuc es todo lo opuesto a Niza. Es un destino muy poco conocido, pero su enclave en los Alpes franceses le dan una atmósfera de cuento de hadas. Es impresionante y parece que se ha quedado anclada en la Edad Media.

Provins forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, con eso te lo digo todo... ¿El plan más top? Subir a la Torre César para disfrutar de sus vistas.

Conques, en Occitania, ofrece joyas de la Edad Media y todo el pueblo respira este ambiente. Imprescindible visitar la abadía y el castillo, pertenecientes a la familia Humieres.

Por último, tengo que recomendarte encarecidamente que visites los pueblos de Colmar, Eguisheim y Riquewihr. Los tres se encuentran en la Alsacia y son los paisajes en los que se inspiró Disney para su peli La bella y la bestia. Simplemente espectaculares.

Como ves, no hace falta irse a las clásicas París, Marsella o Toulouse para disfrutar de la verdadera esencia de Francia, un país de contrastes, con pueblecitos medievales, mar, montaña y paisajes alucinantes.

¡Dale like si quieres conocer alguno de estos pueblos con encanto de Francia!

Destinos